El 83% de las empresas mexicanas asegura haber sido víctima del phising #Negocios

128 0

El phishing es una modalidad de estafa, cuyo objetivo es obtener datos, claves, números de cuentas bancarias y tarjetas de crédito, identidad u otros datos para ser usados de forma fraudulenta. Se trata de suplantar la imagen de una empresa o entidad pública, a fin de hacer creer a la víctima que los datos solicitados provienen de un sitio oficial, cuando en realidad lo que se busca es cometer un delito. Para que los mensajes parezcan lo más reales, los delincuentes incluyen un hipervínculo falso que aparentemente dirige a un sitio web en una ventana emergente que tiene el mismo aspecto que una real. Una vez que el usuario está en uno de estos sitios web falsos, introduce información personal sin saber que la transmite directamente al delincuente, quien la utilizará para hacer compras, solicitar una nueva tarjeta de crédito o robar su identidad. “El phishing es una problemática vigente que sigue creciendo de forma sostenida año a año, sumando víctimas y miles de millones de pérdidas por fraude” asegura Francisco Cayuela, responsable de Allot para Latinoamérica.

El estudio “Beyond the phish”, elaborado por Proofpoint, pone de relieve que de cada cuatro preguntas sobre cómo identificar este tipo de amenazas y qué hacer para proteger los datos, los profesionales fallan al menos en una. El análisis pone de manifiesto la necesidad de formación urgente. Y es que, durante 2018 el 83% de las compañías tuvo al menos una incidencia de este tipo. “La mejor forma de no ser víctima de una estafa, es no responder solicitudes de información personal realizadas a través de correo electrónico, llamadas telefónicas o mensaje de texto. No obstante desde Allot recomendamos también estar bien protegidos frente a eventuales envíos de notificación de los hackers con la intención de suplantar nuestra identidad”, confirma Francisco.

El robo de smartphones es un problema grave en México, diariamente se están denunciando docenas de casos. A esto hay que sumarle el robo de la información contenida en los dispositivos sustraídos de los usuarios. Solo en Ciudad de México el robo de smartphones, que ha aumentado en más del 50% en 2018, suma un total de 21,950 casos.

Lo que buscan los delincuentes es obtener los datos de autentificación de los usuarios para poder desbloquear los equipos, lo cual deja vulnerable la información contenida. Los delincuentes hacen uso de mensajes de texto con tipografía y formato similares a los enviados por el servicio de soporte de Apple, en donde integran enlaces a sitios falsos, simulando la localización del dispositivo. “Las soluciones de seguridad como el antivirus o inclusive la seguridad de los navegadores no siempre son capaces de detectar el sitio como malicioso. Con Allot NetworkSecure el usuario está protegido desde el minuto uno desde la red. No obstante la principal herramienta para la detección de estas amenazas está ligada a la educación, concientización y colaboración de los usuarios en dar a conocer la estafa” comenta Francisco.

Related Post