El #BuenFin es sinónimo de envío de paquetes.

108 0

La temporada de ventas más fuerte del año está por comenzar y los comercios en línea mexicanos tendrán una gran oportunidad para cumplir sus metas de 2022. Pero antes de poner en marcha sus estrategias, es importante considerar algunas de las preocupaciones que experimentan los clientes y los negocios en el país ante el panorama actual.

Actualmente el 32% de los mexicanos siente que su salud financiera ha empeorado con respecto al año pasado y al 51% le preocupa el estado actual de sus ahorros, de acuerdo con el Tracker Global del Estado de los Consumidores de Deloitte. Y, si bien, el 47% indicó que puede gastar en productos que le ‘brinden alegría’, es probable que el monto no sea excesivo, ya que solo el 32% está listo para un gasto mayor inesperado en el futuro.

Ante la posibilidad de un consumidor más reservado al momento de gastar su dinero, es aún más importante que los comercios estén preparados para convertir todas las oportunidades que logren atraer. Y es que, mientras que los clientes analizan el uso más apto y sencillo de sus recursos y los negocios piensan en cómo aumentar sus ventas, hay un tercer jugador en la educación: los defraudadores, que esperan con ansias las temporadas pico de ventas.

Por ello es imprescindible para los comercios que sus estrategias integren un plan de protección contra el fraude que no interrumpa el proceso de compra de los compradores; de lo contrario, el resultado de una temporada tan esperada en el mercado podría ser desalentador. Para evitar esta situación, los expertos de Signifyd comparten algunas recomendaciones para garantizar una mejor experiencia y evitar la fuga de clientes e ingresos.

¿Cliente cuidadoso? ¡Comercio más cuidadoso!
Para facilitar las ventas en esta temporada, Signifyd recomienda depurar y simplificar lo más posible el funnel de conversión de e-commerce, que es todo el proceso que ocurre desde que los clientes entran al sitio hasta que realizan el pago y obtienen el producto.

Entre más obstáculos encuentren los clientes, como un formulario extenso para crear una cuenta nueva, un error en la página que impida navegar o un listado interminable de formas de autenticación de identidad o pago, menor será la posibilidad de conversión y de cerrar la compra.

Los equipos de TI aún están a tiempo de analizar los cuellos de botella en sus plataformas y solucionarlos lo mejor posible, al mismo tiempo en que blindan sus negocios contra fraude y abusos del cliente a través de soluciones antifraude escalables. El año pasado, la presión de fraude fue 220% más alta en comparación con la época previa a la pandemia, según datos de Signifyd. No sólo se vio un aumento, pero también patrones que indican más sofisticación y evolución constante en los métodos utilizados.

Trabajo en equipo para la aceptación de pagos
Que a gran parte de los mexicanos les preocupe sus ahorros podría motivar un fuerte uso de la tarjeta de crédito, física o digital, para las compras de fin de año. En Buen Fin 2021, el 73% de los pagos se realizaron con tarjeta y el ticket promedio de los pagos con tarjeta de crédito alcanzó los $1,304 pesos, en comparación con los pagos de $599 vía débito, de acuerdo con la AMVO.

Como consecuencia, los comercios deberán prestar especial atención a la integración correcta de las herramientas necesarias para ofrecer que esta opción de pago no solo esté disponible sino sea práctica. Tanto agregadores y servicios de pago como las herramientas antifraude deben de ofrecer soluciones avanzadas, asegurando que la aprobación de órdenes de compra sea mucho más fluida y veloz, sin comprometer la protección de los negocios y consumidores.

Las soluciones de protección contra fraudes impulsadas por inteligencia artificial separan instantáneamente los pedidos fraudulentos de los legítimos. Eso significa que los pedidos de los consumidores no se retrasan por revisiones manuales de fraude y que los pedidos legítimos no se rechazan incorrectamente por temor al fraude. Las decisiones lentas hacen que los consumidores abandonen sus compras y los rechazar incorrectamente un pedido por el miedo al fraude alejan a los compradores para siempre.

Facilitar la experiencia del consumidor de principio a fin y protegerse de posibles fraudes debe ser el objetivo principal de los retailers previo al arranque de Buen Fin 2022 y de las ventas de fin de año, de lo contrario pondrán en riesgo sus ingresos y podrían perderán clientes leales y el valor de por vida que representan. Conoce más sobre cómo puedes proteger tu negocio y mejorar la experiencia del cliente aquí.

Related Post