El consumidor mexicano de 2021 ante el #Covid-19

286 0

La denominada nueva normalidad ha traído conductas inesperadas en el consumidor y en nuestro día a día, para muestra de ello, ¿quién hubiera imaginado un año atrás que incluso usar pantalones formales en una reunión de trabajo dejaría de ser indispensable? En el último año, el mundo ha cambiado mucho, aquellos que apostaron en su día por el canal digital han salido ganando, y los que no siguen en una carrera contrarreloj para no llegar tarde y perder toda su capitalización de negocio. Por eso en 2021 la importancia del marketing digital seguirá estando presente en el roadmap de cualquier estrategia de negocio de marca, ya que, ante los problemas de abastecimiento de las vacunas actuales, se está proyectando que el canal online siga ganando mucho más peso en el medio plazo.

Ante este contexto, Elogia, agencia de Digital Commerce Marketing, destaca la importancia de identificar y analizar cómo fueron los hábitos de consumo de los compradores durante la pandemia. En este sentido, al hacer introspección en esos aspectos es posible identificar tres momentos claves de acción que se volverán a proyectar de forma adaptada en los próximos meses.

En un inicio, la preponderancia del panic buying tuvo fuerte impacto debido a que, ante una situación sin precedentes, muchas personas compraron en exceso todos aquellos artículos considerados de uso básico. Luego, este tipo de consumo evolucionó al peculiar indulgent buying, en el cual el consumo se trasladó a categorías de productos más indulgentes y ciertamente menos necesarios que los primeros, en un afán de satisfacer necesidades secundarias y recreativas. Finalmente, se pudo vislumbrar que la gente comenzaba a tener una mayor consciencia y, por ende, todas sus compras se tornaron más responsables, estratégicas y planificadas.

Esto se traduce en que las compras proyectan un bienestar a medio plazo, y el confort y seguridad cobran peso dejado en segunda línea a las compras por impulso y cortoplacistas. Este es el momento para que las marcas y productos, que habitualmente han sufrido en el canal digital, tengan una gran oportunidad, ya que los consumidores están más receptivos que nunca a esta tipología de productos.

Asimismo, ya que el canal offline tardará en recuperarse por la pandemia, contar con un impulso en este sentido es una obligatoriedad de negocio. Un buen ejemplo es la compra de supermercados, seguros, sofás, colchones, incluso viviendas, productos que antes de la pandemia no se concebía su compra sin una atención física y ahora saltan esta barrera. Sin embargo, para que esto suceda debe haber un esfuerzo proporcional de marketing a las posibles desconfianzas y desconocimientos del potencial cliente.

“En este confinamiento, las compras online predominaron y se desencadenó un gran auge del eCommerce de forma muy acelerada, pero también hubo cambios significativos en los hábitos de compra de las personas que ya conocía el mundo digital. Muchos consumidores solían seleccionar y tener en cuenta las marcas y productos de su mayor preferencia, pero tras la pandemia esto se redujo en cierta medida por la gran necesidad de encontrar sus demandas. Esto ha supuesto un filón para las marcas de llegar a nuevos consumidores, abiertos a conocer alternativas a su consumo habitual y probar el canal online.”, indicó Pedro Abad, CEO de Elogia México.

Sin duda la tendencia por antonomasia y que llegará para quedarse, es el omnichannel. La importancia de alinear off y on en una experiencia única para los usuarios ha dejado de ser una alternativa porque pese a que el volumen de usuarios digitales ha crecido, todavía hay gran parte de la población mexicana que aún no realiza sus transacciones online, pero que ahora se informa previamente por esta vía, haciendo que el efecto ROPO y el showrooming impere como un estándar que se está instaurando y, como cualquier parte del customer journey del comprador, debemos entender, medir y saber optimizar.

Además de las tendencias, los nuevos perfiles del consumidor será otro factor clave que al que las marcas deberán adaptar su comunicación, será otro parteaguas en el desarrollo y ejecución de las estrategias de marketing. Entender las necesidades de cada uno de estos perfiles,y qué canales utilizan será clave para que nuestros mensajes lleguen.

Es así que Elogia nos comparte 5 perfiles clave del consumidor en 2021:

  • Persistente: Es aquel perfil que se ha visto más afectado en lo económico, por lo que se vio en la necesidad de posponer muchos de sus planes y proyectos a largo plazo, en el sentido de gestionar y tratar prevenir involucrarse en situaciones complicadas. Sin embargo, estas personas muestra un optimismo alto y una constancia sólida para relativizar la situación
  • Temeroso: Las personas de este grupo se caracterizan por ser preocupadas, precavidas y, en consecuencia, muy responsables en sus acciones, por lo que no experimentan grandes consecuencias negativas en el aspecto económico, al anteponer sus necesidades de salud a las domésticas.
  • Fuerte: Asimismo, hay perfiles que no se ven afectados en los aspectos emocionales ni económicos y se debe a que, para lograr mantener su ritmo de vida, han normalizado la situación, por lo que su día a día no se ha visto afectado en exceso.
  • Vigilante: Es aquel perfil que se caracteriza principalmente por mostrar preocupación de su economía a largo plazo, aunque tanto su nivel de vida como su situación laboral se mantiene y no se han visto afectados por la situación de pandemia. Cabe destacar que las personas de este perfil son jóvenes que consideran mantener sus gastos iguales al existir una mayor preocupación por la sanidad que por la economía.
  • Desalentado: Finalmente, este perfil es de los más afectados en el aspecto emocional. En los últimos meses, han aumentado sus malestares y preocupaciones tanto por la salud como por la economía, al considerar que será más complicado mantener su estilo de vida a largo plazo, a consecuencia de tener las sensaciones de frustración y descontento.

“Conforme continuamos ajustando a vivir en la incertidumbre, las interacciones en cuanto a compras, intercambios sociales, viajes, entretenimiento, educación, estilo de vida se han ido adaptando, y con ellas, el contenido que se consume en varios tipos medios, incluyendo los nuevos. El contenido enfocado en marketing es lo de hoy, y también lo de mañana, por eso debemos poner mucha atención a la forma en la que se mueven día a día las tendencias, pero también los valores y el comportamiento de las personas, a fin de ajustar nuestras estrategias a sus necesidades”, añadió Pedro Abad.

Related Post