El futuro de la educación en México depende de la tecnología en más de un sentido #Tecnologia

217 0
Los educadores en México tendrán que hacer todo lo posible para garantizar que millones de estudiantes, desde los niños en las escuelas primarias hasta los que están en las universidades o incluso quienes encuentran estudiando un doctorado, puedan aprender de forma remota.
 
La resiliencia del sector educativo de México vendrá, en primer lugar, de su capacidad para aprovechar la tecnología para educar a los estudiantes con nuevas herramientas y enfoques.
 
Los maestros en México, y alrededor del mundo, ya han tomado medidas extraordinarias para mantener vivo el aprendizaje de manera virtual, aún antes de que los estudiantes confinados en casa durante el verano regresaran a las escuelas y universidades en cantidades récord a través de las plataformas EdTech en línea. Con la nube, el mundo se ha convertido en nuestra aula: los estudiantes pueden aprender desde cualquier lugar y los profesores pueden enseñar desde cualquier lugar.
 
La creatividad que ha demostrado la comunidad docente es fenomenal y su flexibilidad y profesionalidad no ha pasado desapercibida para el mundo.
 
Sin embargo, esta transformación digital ha abierto nuevas puertas para los ciberdelincuentes. Los atacantes se dirigen cada vez más a entornos y plataformas virtuales y en la nube, incluidos por supuesto, las utilizadas para fines didácticos. Esto es particularmente preocupante para un sector que recibe el promedio de ataques phishing más alto que cualquier industria: uno de cada 20 correos electrónicos de phishing recibidos por estudiantes o profesores logra exitosamente que el destinatario haga clic en un enlace malicioso o tome otra forma de acción peligrosa. Esto solo se ve agravado por la falta de conciencia que los estudiantes y los padres pueden tener al exponer sus redes domésticas a estas nuevas herramientas, y los atacantes lo saben.
 
Durante la pandemia la conversación sobre ciberseguridad se había centrado, con razón, en proteger a la industria de la salud de los hackers, pero el sector educativo también está en riesgo: los ciberdelicuentes buscan obtener acceso a los datos personales de los estudiantes y maestros, a las investigaciones científicas e incluso afectar las plataformas que hacen posible el aprendizaje remoto.
 
Adoptar la innovación en el sector educativo no debe limitarse a formas creativas de llegar a los estudiantes y conectarse con ellos. Si bien es primordial crear conciencia sobre los riesgos cibernéticos en la comunidad educativa, muchas organizaciones académicas de todo el mundo han recurrido a tecnologías de vanguardia como la inteligencia artificial para detener de manera más efectiva las constantes amenazas cibernéticas, ya sean maliciosas como un correo electrónico enviado a un estudiante para comprometer su información en la nube. El hecho que la Inteligencia Artificial defienda a la comunidad educativa significa que los educadores pueden concentrarse en lo que hacen mejor; brindar servicios a las escuelas, ahora como una organización virtual.
 
La tecnología será crucial para garantizar que los estudiantes puedan continuar su desarrollo educativo durante la crisis y mantener viva la academia, pero también será vital para mantener a salvo las plataformas en las que los educadores confían, así como para salvaguardar sus datos personales. El sector de la educación de México va a superar este reto y saldrá mejor preparado que nunca para ayudar al mundo a enfrentar sus desafíos en los próximos años. Gran parte del éxito radicará en contar con la tecnología adecuada y garantizar que todos los estudiantes puedan acceder a ella de manera segura. – ELOY ÁVILA, CTO DARKTRACE

Related Post