El futuro de las empresas #Liderazgo

125 0

La protección y cuidado del medio ambiente, así como la lucha contra el cambio climático son temas de importancia hoy en día, sin embargo, no todas las empresas de México están comprometidas con estos temas.

De acuerdo con Desarrollo Sostenible en México 2021, el más reciente estudio de KPMG en México, menciona que sólo el 48% de las empresas mexicanas dispone de un presupuesto asignado para la gestión de temas ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG).

En este sentido, el concepto de sostenibilidad es un tema crítico que muestra que la madurez de las organizaciones en México es baja. Esto se debe a dos grandes factores: la situación económica que ha llevado a muchas empresas a tomar precauciones financieras en las que se prioriza la operación en lugar de la estrategia, y la percepción de las compañías sobre la sostenibilidad como un costo, más que como una inversión

Es importante mencionar que la sostenibilidad se ha convertido en una pieza clave que deben considerar en la agenda empresarial de todo el mundo. Por esta razón es importante contar con un buen liderazgo en las organizaciones, ya que esto permite, generar un clima laboral que se alinee a las necesidades de las personas, a fin de influir positivamente en los resultados de una empresa.

Un líder sostenible se caracteriza principalmente por el alto compromiso que muestran con el medio ambiente y la sociedad, de la misma forma, estos líderes se encargan de trazar planes de acción para activar al mundo, y generar conciencia del impacto ambiental.

Bajo este panorama, la industria del Plástico en México se ha regido bajo el liderazgo sostenible, por lo cual inició la transición hacia la Economía Circular, a fin de crear un futuro sustentable para las generaciones futuras.

“La sostenibilidad en las empresas es compromiso; y a diferencia de lo que puede parecer, invertir en sostenibilidad es invertir en rentabilidad a largo plazo, pues en situaciones de crisis, las empresas sostenibles tienen la capacidad de recuperarse mejor y más rápido a este cambio, tal como lo hizo la industria del plástico”, mencionó Jorge Chahin, presidente de la OFEC.

Además, cabe destacar que la sostenibilidad empresarial es la práctica de operar un negocio sin impactar negativamente en el medio ambiente. Una empresa sostenible funciona en beneficio del medio ambiente local y mundial, lo que significa que apoya a la comunidad y a la economía que dependen de un planeta sano.

Ante este contexto y bajo la incorporación de un liderazgo sostenible, la Organización en Favor de la Economía Circular (OFEC), trabajó desde hace dos años en conjunto con el Senado de la República para lograr una Ley General de Economía Circular, la cual fue aprobada el pasado 17 de noviembre por el Pleno del Senado. De la misma manera, también ha seguido trabajando de la mano con más de 18 estados de la República y 100 municipios para replicar el modelo de economía circular en todo el país.

Finalmente, empezar a incluir un liderazgo sostenible en las empresas puede no ser fácil al principio, pero tarde o temprano tendrá recompensas, además al tener este tipo de líderes en las compañías permitirá que vayan más allá de las cifras; y también cumplirán un papel significativo en una nueva economía en la que es necesario que el crecimiento continuo se lleve a cabo de manera responsable, con el conocimiento y la responsabilidad que este nuevo mundo requiere. “Ahora es el momento ideal para convertirse en una empresa sostenible. Los empresarios, propietarios y líderes de éxito ven los problemas como oportunidades”, comentó Jorge Chahin.

Related Post