El indispensable papel de las mujeres en el mundo de la #industriamanufacturera

100 0

Actualmente, es común ver a trabajadoras integradas en diferentes sectores productivos del país con mejores oportunidades profesionales, asumir grandes responsabilidades e involucrarse en proyectos transformadores.

La manufactura es una de las industrias que ha recibido la fuerza laboral femenina. Por ello, a unos cuantos días de que se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, examinamos algunos de los puntos más importantes en los que la mano y el ingenio femenino aportan al progreso del sector.

Participación con prominencia  

En la última Encuesta Anual de la Industria Manufacturera (que comprendió el periodo 2013-2019) se dio a conocer que el ramo cuenta con 4,298,337 trabajadores, de los cuales  el 35.5% (1,525,909 aproximadamente) son mujeres.

Las cifras preliminares estiman que ellas dominan en subsectores como la fabricación de equipos de cómputo y prendas de vestir, pero con una contribución sobresaliente en actividades como la producción de textiles, alimentos, plástico y aparatos electrónicos.

Hace 30 años, en 1991, las mujeres apenas representaban el 19.1% de la ocupación laboral en la manufactura (fuente: Flexibilidad y trabajo femenino en la industria manufacturera de México). En tres décadas, casi se duplicó esa cifra gracias a la apertura económica extranjera, la implementación de políticas públicas de igualdad de género y el interés de las mujeres por segmentos profesionales tradicionalmente considerados masculinos, como la ingeniería.

Story image

De mujeres para mujeres 

Es habitual observar a mujeres en altos puestos como directoras, CEOs, o presidentas. Así como en la manufactura, existen otros campos en los que la presencia femenina se incrementó. Eso generó que las lideresas señalen necesidades femeninas en complejos industriales y que las compañías las tomaran en consideración al cubrirlas con soluciones específicas.

“Como fabricantes de uniformes y ropa de trabajo para empresas manufactureras, somos conscientes de que el cuerpo femenino es diferente y requiere prendas diseñadas especialmente para ellas”, menciona Rosa Eseverri, directora de Marketing de Dickies México, marca líder mundial de ropa de trabajo. “A partir de esa idea es que brindamos prendas pensadas en la mujer para que se desempeñen con comodidad y seguridad”.

Eseverri agrega que un uniforme es parte esencial del desempeño y compromiso del colaborador con la compañía que lo emplea.

Tiempos diferentes 

De acuerdo a la Fundación Mundial de Manufactura (FMM), la representación de la mujer en la industria manufacturera es del 30% en todo el planeta. Dentro de la FMM existe Women in Manufacturing (Mujeres en Manufactura), un grupo compuesto por distintas empresarias y académicas especialistas en el ramo.

Mujeres en Manufactura mostró distintas iniciativas para atenuar el daño financiero que provocó la COVID-19. Una de ellas es la de incentivar una participación igualitaria de mujeres y hombres en los espacios de trabajo para construir una recuperación duradera y próspera de la industria, y que al mismo tiempo acorte las brechas laborales de género.

El colectivo reitera que las cualidades profesionales de las mujeres son iguales a las masculinas, pero se han invisibilizado por el sector. Además, afirman que están motivando cada vez a más mujeres para que se formen profesionalmente con miras a ser parte del rubro manufacturero.

Related Post