El Top 5 de productos que #exportamos y su aporte económico

185 0

Las exportaciones juegan un papel muy importante para la economía mexicana. Actualmente, de acuerdo con datos del  Banco Mundial, representan el 39.8% del PIB en México y dan sustento a cientos de miles de familias productoras, trabajadores del sector manufacturero, y miembros de la industria logística, entre otros.

“Exportar, desde la perspectiva de Mundi, es impulsar el crecimiento y generar un mayor dinamismo económico para el país. Los productos que México fabrica para vender hacia el exterior están respaldados por una excelente reputación en materia de fiabilidad y calidad, y son muchas las mercancías que desde hace décadas son altamente demandadas por muchos países alrededor del planeta”, considera Paulina Aguilar, Co-fundadora y Directora de Mundi en México.

Tan solo en el primer trimestre del año, el país realizó exportaciones por USD $118,324 mil millones, según el Inegi. Pero, ¿qué exportamos?

De acuerdo con datos recopilados por Mundi, la estructura de las exportaciones de mercancías en México se divide en bienes manufacturados (86.9%); productos petroleros (7.3%); bienes agropecuarios (4.2%) y productos extractivos no petroleros (1.6%).

Del total de las exportaciones, de acuerdo con la investigación, en los primeros 6 meses del 2022 hubo 5 productos predominantes que representaron el 33.3% de las exportaciones totales:

  • Automóviles tipo turismo (9.1%)
  • Computadoras (7.1%)
  • Autopartes (6.45%)
  • Petróleo crudo (5.99%)
  • Vehículos para transporte de mercancías (5.6%)

Destacan otros como los conductores aislados para electricidad, televisores, aparatos de telefonía, tractores, aparatos de medicina o veterinaria, refrigeradores y bebidas como cerveza y tequila.

  • ¿Cuántas empresas exportan?

Los datos recabados por Mundi señalan que en 2020 (último registro disponible) existían 6,095 empresas manufactureras de exportación. De ellas, el 44.6% son consideradas ‘grandes empresas’ ya que tienen 250 empleados o más.

Del total de manufactureras de exportación el 14.8% se dedican a la fabricación de equipo de transporte y autopartes, siendo este el sector que más empresas concentra. La industria del plástico (11.8%), fábricas de hule (9.3%), las fábricas de productos metálicos (9.3%) y la industria alimentaria y agroalimentaria (7.9%) también figuran como grandes exportadoras.

  • ¿Qué estados exportan más?

Las entidades del norte son las que más aportan en materia de exportaciones. Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas aportaron el 57.54% de las exportaciones totales. Por su parte, el sur-sureste (Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán concentran apenas el 8.75% de ese total.

El único estado del centro del país que destaca en este aspecto es Guanajuato, con un aporte del 6.14% del total de las exportaciones a nivel nacional.

  • ¿Quienes compran los productos mexicanos?

Hay 4 países que concentran el 87.5% de las exportaciones mexicanas. Estados Unidos es el principal comprador de mercancías de México con un 81.5% del total, seguido por Canadá (2.8%, China (1.9%) y Alemania (1.3%).

  • ¿Cómo impulsar esas exportaciones?

Para las empresas exportadoras, es importante acudir a herramientas como el factoraje que les brinden la posibilidad de convertir en efectivo las facturas de exportación de las empresas, de forma inmediata.

Esto con el objetivo de que puedan financiar los procesos de exportación y los negocios enfocarse en producir y vender, evitando así que los probables factores adversos como retrasos en los pagos y liquidaciones en periodos largos de tiempo, impacten de manera negativa.

“El factoraje es una herramienta muy importante para las compañías exportadoras, ya que permite a las empresas adelantar sus facturas por cobrar, mejorando sus flujos de efectivo y reduciendo la necesidad de acceso a créditos para el financiamiento de sus operaciones diarias. Contar con un alto porcentaje de la factura por cobrar antes de la fecha estipulada, permite no solo mantener un cash flow positivo, sino que abona a ofrecer una mayor flexibilidad al cliente con plazos de pago más largos, mejorando la relación comercial”, concluye Paulina Aguilar.

Related Post