El uso de drones mejora los resultados de inspecciones para las refinerías de petróleo y gas de Argentina #Energía

179 0

A medida que los drones se han convertido en una solución confiable para diferentes empresas y sectores, las compañías de petróleo y gas más grandes de Argentina se empezaron a interesar en utilizar los sus servicios para inspecciones de infraestructura. La adopción de drones en diversas aplicaciones ha traído mejoras exponenciales de seguridad y eficiencia a las principales empresas de petróleo y gas del país, incluidos YPF, Shell, Petrocuyo, Edelap y 360 Energía.

Durante los últimos cuatro años, Felipe Vadillo, ingeniero profesional de aeronaves, ha realizado inspecciones para refinerías de petróleo y gas con drones y cámaras térmicas. Fue uno de los primeros en usar drones multirrotor en Argentina para este tipo de trabajos y realizó varias pruebas de campo para evaluar la funcionalidad de un sistema de chimeneas de una refinería. La prueba convenció a los gerentes y operadores de planta de la utilidad de esta tecnología y desde entonces alistó los servicios de Vadillo.

Usando Drones para inspecciones
Las inspecciones de la infraestructura de la refinería son fundamentales para identificar fallas o debilidades potenciales en toda la planta. “Realizamos inspecciones fotográficas semanalmente, lo que nos permite acceder y recopilar la información que normalmente no podríamos tener. Los operadores de la planta luego analizan esta información a fondo”, dijo Felipe Vadillo.

El uso de la tecnología de drones para las inspecciones de las refinerías sin duda ahorra a los operadores y gerentes de planta una enorme cantidad de tiempo. “Antes de la llegada de los drones, las inspecciones eran realizadas por varios miembros del personal, una tarea que requería el uso de helicópteros para examinar los sistemas de chimeneas o utilizar andamios para poder acceder a estructuras altas”, explico Vadillo.

Una de las principales ventajas de utilizar la tecnología de drones para los servicios de inspección es que los operadores de planta no tienen que cerrar las operaciones durante períodos prolongados. “Las refinerías de petróleo y gas podrían potencialmente perder millones de dólares al día si se ven obligadas a detener los servicios”, comentó Vadillo. “Si un horno está fuera de servicio durante 130 días, se traduce en una pérdida significativa en la producción de la planta”.

Con la tecnología de drones a mano, las refinerías de petróleo pueden prevenir las paradas de la planta, reducir el tiempo de mantenimiento de rutina, realizar inspecciones sin tener que detener las operaciones y reducir la cantidad de dinero y recursos necesarios para completar las misiones. Esta tecnología busca eliminar la necesidad de realizar inspecciones con andamios, que pueden ser costosos y peligrosos. Con el increíble software de vuelo disponible, los operadores pueden obtener información valiosa rápidamente, ayudándolos a tomar decisiones cruciales con mayor precisión.

Related Post