#Empoderamiento de la mujer a través de su finanzas

146 0

A nivel mundial el sector financiero, afronta el desafío de diseñar productos y soluciones que contribuyan a que cada vez más personas puedan acceder a servicios financieros. Sin embargo, no han logrado acortar la brecha de género que aún persiste, pues se estima que solo el 65% de las mujeres tienen una cuenta bancaria, en comparación con el 72% de los hombres1.

En el caso de México, esta diferencia es aún más marcada, ya que más del 57% de las mujeres en México no tiene una cuenta bancaria, de las cuales el 32% no tiene acceso a una, porque no le alcanzan sus ingresos, son insuficientes o variables de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) (2).

El empoderamiento de las mujeres a través de sus finanzas debe ser una meta que compartan tanto el sector público, como el privado y la sociedad civil organizada, apoyándose para impulsar la educación e innovación, fortaleciendo así el acceso a los servicios financieros.

Es primordial para el sector financiero enfocar sus estrategias en ofrecer productos y servicios que incluyan a toda la población. “Desde Ualá estamos comprometidos a reducir esta brecha. Tan sólo en México, a cuatro meses de haber llegado al país, ya hemos emitido más de 30 mil tarjetas, de las cuales el 31% son para usuarias mujeres”, mencionó Andrea Arrébola, Directora de medios de pago.

Otro factor clave en el camino hacia una verdadera inclusión es, sin duda, la educación financiera, ya que proporciona habilidades básicas relacionadas con la administración de los ingresos, gastos, diseño de presupuestos y manejo de servicios financieros. Sin embargo, el 62.8% de las mujeres en México no ha tenido acceso a un curso sobre el manejo de sus finanzas (2).

Si bien, es importante que se tomen cursos impartidos por instituciones financieras, la educación puede comenzar desde el núcleo familiar. La familia tiene un papel fundamental, ya que históricamente se da por hecho que los niños son los que deben de tener una relación más directa con el dinero, sin embargo, las niñas también tienen derecho a acceder a esa formación desde el hogar. Se debe inculcar que las mujeres también van a tener una fuente de ingresos propia y que ellas deben aprender a administrarla. En la mayoría de los países falta una visión incluyente sobre la necesidad de acceder a la educación financiera. Sin embargo, en países como Japón, temas como el ahorro son inculcados en las mujeres desde edades tempranas.

En Ualá buscamos generar espacios para transmitir conocimiento de una manera fácil y amigable, ayudando a las mujeres a mejorar sus finanzas, pero sobre todo a construir una verdadera vida financiera que las haga sentirse más tranquilas, seguras; y lo más importante, que les permita mejorar su bienestar económico”, resalta Andrea Arrebola.

Related Post