Emprendedor, conoce el nuevo modelo disruptivo de negocios que romperá paradigmas en el #sectorcreativo

224 0

Desde hace ya algunos años, en México, el ecosistema emprendedor se ha caracterizado por estar liderado por gente sumamente creativa. De hecho, esto es lo que ha permitido que varias startups hayan ido escalando de manera progresiva y hoy se encuentren en la cima.

De acuerdo con datos de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM), los tres factores que los emprendedores buscan mejorar en sus empresas son: la comunicación, el marketing y la publicidad; su estrategia de ventas y fidelización de clientes; así como el análisis y gestión de fuentes de financiamiento e inversión.

Por lo anterior, es importante seguir pensando fuera de la caja y buscar soluciones disruptivas para las y los clientes que deseen adquirir los productos y servicios que estas empresas de base tecnológica pueden ofrecer. Por ello, líderes como Samuel Salinas, CEO y fundador de Profitmakers, han diseñado esquemas disruptivos para el ecosistema que permitan seguir avanzando en esta nueva era, por ejemplo, las “Centrales de Diseño”.

De acuerdo con Salinas, las Centrales de Diseño llegaron para quedarse, pues este nuevo modelo de negocios facilitará a emprendedores creativos el profesionalizar sus proyectos, ampliar su gama de servicio y acceder a comunidades colaborativas con más CEO’s: “Lo que buscamos es crear HUB’s de innovación que nos permitan crear un sub ecosistema en donde todos los emprendedores podamos transferir, nuestro conocimiento y habilidades… y sí te pones a pensar lograremos relaciones de valor para todas y todos los involucrados”.

“Hoy que está muy de moda la economía colaborativa, nosotros desde Profitmakers queremos impulsar este nuevo concepto. Los emprendedores creativos podemos tener un ecosistema de respaldo, conformado por diseñadores, programadores, video editores, traffickers, consultores y creativos especializados. Todos trabajando en beneficio de una comunidad aún más grande”, agregó Samuel Salina.

Si bien, este es un concepto nuevo, es importante desmenuzar el cómo debe de funcionar una Central de Diseño: El emprendedor puede contar con el soporte operativo para ejecutar sus proyectos. Este obtiene el proyecto, lo ejecuta con una Central de Diseño y de esta forma controla calidad, tiempos de entrega y costes.

Respecto al revenue: La mayoría de las centrales creativas opera por porcentaje de proyecto o paquetes especiales con precios atractivos para los emprendedores, generando márgenes de ganancia competitivos. La idea es respetar esto y así seguir generando ingresos, pero en esta nueva visión, de manera conjunta. Pero, eso no es todo, la idea de contar con una Central de Diseño va más allá de ejecutar proyectos de gran impacto, sino que también busca ofrecer programas de formación para emprendedores creativos que les permita desarrollar distintas habilidades, entre ellas, directivas, de negocio y técnicas. Algo que en esquemas o modelos tradicionales aún sigue siendo bastante complejo. “La idea es incentivar el emprendimiento, que los futuros creativos sepan desarrollar desde presupuestos hasta armar un diagnóstico de proyectos”.

“Las cocinas fantasmas o “Dark Kitchen”, los vehículos de aplicación, las oficinas compartidas. La economía colaborativa ha demostrado su eficacia para fortalecer la inclusión de empresas al ecosistema de negocios con menores barreras de entrada y menor riesgo. La industria creativa, a través de las Centrales de Diseño, es hoy el siguiente paso en la evolución de un sector que hoy aporta más del 7% del PIB nacional y que da empleo a miles de creativos”, finalizó Salinas.

 

Related Post