Emprendimiento y liderazgo en el mundo de las TI

112 0

Por Daniel Vega, Lead Software Engineer de SoftServe México

En la industria de las Tecnologías de Información no solo cambian las tecnologías, herramientas y plataformas sino también las formas de trabajar, los equipos, las dinámicas y los procesos. Por ello es necesario tener una actitud de servicio adaptativa a cada proyecto. Es importante saber cómo sobrevivir a los cambios del mercado, así cómo definir un estilo de liderazgo para identificar las oportunidades desde el punto de vista del negocio.

Emprender y ser líder en la actualidad no son cosas fáciles, el mundo cada vez es más competitivo. Por eso es importante tener en cuenta algunos conceptos de nuestro desarrollo profesional y personal. Entre ellos están: formación académica, el primer empleo, emprendimiento y liderazgo.

La formación académica y el primer empleo
Un hecho comprobado es que la universidad no hace al profesionista, así que no importa en qué escuela hayamos estudiado, sea privada o pública, lo que realmente importa es aprovechar los recursos que se tienen, con mucha pasión y dedicación.

Estudié ingeniería porque no pude estudiar música, que era mi deseo en esos momentos. Un error que cometemos frecuentemente es que nos subestimamos y eso no se debe hacer. Al elegir nuestra profesión es recomendable investigar la demanda de trabajo y la oferta de profesionistas que hay en el mercado.

Para mejorar nuestras habilidades se pueden aprovechar los centros de investigación en instituciones que ofrecen programas de estudio y práctica para los estudiantes. Otros programas, por ejemplo, permiten viajar y participar en proyectos sociales de otros países. Además, es importante practicar el autoestudio porque eso ayuda a mejorar los conocimientos en materias y temas que no tengamos bien cimentados. Una clara lección en este punto es la importancia de hacer lo que nos gusta y ser feliz con lo que hacemos diariamente.

Aprendiendo a emprender
La época del Covid-19 que nos encerró por más de un año afectó mucho económicamente y ante esa situación, muchos emprendieron. Yo hice una pequeña empresa de consultoría, pero necesitaba conocer sus alcances y limitaciones. Digo lo anterior porque sin tener los recursos suficientes, aunque quieras comerte el mundo, la triste realidad es que no se puede.

Si el primo del cliente hace el mismo trabajo por tres pesos y tú lo haces por 10 entonces no hay que desgastarse peleando por ese cliente. Se debe entender que se puede hacer un negocio con un solo cliente y no es indispensable buscar tener todos los que hay a nuestro alrededor. En el caso de mi empresa lo que pasó es que crecimos en cantidad de clientes y hasta ahí todo iba bien. El problema fue que empezamos a gastar más de lo que ganábamos.

Cuando muestras un proyecto como emprendedor, el error que se comete frecuentemente está en la proyección y el alcance del plan. Es mejor proyectar el alcance basado en la realidad y no en la ambición. Otro hecho comprobado es que tener malas métricas provoca tomar malas decisiones. En mi caso, con un solo cliente y un solo proyecto tuve que diversificar para buscar el crecimiento posterior.

El aprendizaje en este caso fue que se debe invertir, tiempo, dinero y esfuerzo en tu proyecto para que pueda funcionar. Si no tienes un balance en estos tres elementos, es difícil que haya buenos resultados.

Líderes y jefes
Los líderes y los jefes van de la mano pero no son lo mismo. Un líder es quien acompaña al personal en el trabajo mientras el jefe solo se dedica a mandar. Es importante ser proactivo porque eso es algo que todos van a notar. Además, ser paciente da buenos frutos, así que una combinación de proactividad y paciencia definitivamente augura buenos resultados en una empresa.

Elegir las batallas es otro tema relevante. No saber elegir cuales batallas pelear en la vida puede afectar el desarrollo de tu persona y tu trabajo. Hay que dar estructura a nuestro cerebro para dar orden y que se procese mejor la información.

Debemos buscar relaciones con personas que pueden darnos la siguiente gran oportunidad de empleo y de vida. Hay que ser humilde para poder seguir siendo esposo, hijo, empleado, jefe, etc. De nada sirve hacer todo lo anterior si voy a ser un tirano y mala persona con los demás. Si doy el mismo trato positivo que recibo mejoraré la forma en que ayudo a los demás. Si ayudo a crecer a las personas yo también crezco, si todos nos ayudamos, todos crecemos.

Además, relacionarte con personas que hacen otras cosas y están en otras profesiones o especialidades es muy importante para tener éxito como líder de una empresa. Es bueno no fomentar el aislamiento de las personas cuando trabajan y más ahora después de la pandemia y con el trabajo remoto.

Finalmente, pero no menos importante, mientras más competencia haya es mejor. Ese es un punto positivo para salir adelante más rápido ante la adversidad.

Daniel Vega es Lead Software Engineer de SoftServe México. Tiene más de 8 años de experiencia en la industria de TI y se ha especializado en tecnologías web, móviles y de vanguardia como la inteligencia artificial y XR. Es músico aficionado y amante de la ciencia ficción.

Related Post