En este Día del Padre, #Austeridad Republicana

81 0

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) reporta que para este Día del Padre las familias mexicanas optaron por celebrarlo en casa realizando un gasto promedio de hasta 2,000 pesos en el festejo para 10 personas incluyendo alimentos, pastel, nieve y hasta regalitos. Los festejos en restaurantes fueron los menos, ya que el gasto en esta forma pudo ascender hasta los 4,000 pesos, de menos el doble de lo que en casa y en estos tiempos de inflación el gastar no anda en burro.

“Este Día del Padre se celebró como un domingo cualquiera, las familias no dejaron pasar inadvertida la fecha, hicieron sus mejores viandas, convocaron a núcleofamilias, al cuadro chico, a la casa paterna y animosamente rindieron homenaje a la figura paterna con sobradas muestras de cariño llenando de esperanza el trajín del hogar en su lucha por una vida mejor. Con limitaciones, con apremio económico, con dificultades, pero las familias mexicanas se mantienen unidas, trabajando y esforzándose por una vida mejor”, declaró Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

El Pequeño Comercio atiende a la población más vulnerable, que es la que más resiente los estragos de la escalada inflacionaria de precios, a aquellos que no les alcanza para comprar los alimentos de la canasta básica; 7 de cada 10 mexicanos y pese a este agobio económico se dieron la oportunidad de reunirse, abrazarse en esta celebración.

ANPEC es una asociación con carácter apartidista, con más de una década de trabajo para convertirse en una Organización Representativa del Canal de Abasto Tradicional, el de máxima cercanía, el cual cuenta con más de 1 millón 200 mil puntos de venta, generador de 2 millones de autoempleos que dan manutención a más de 5 millones de personas y atiende al 52% de la demanda nacional, y en reconocimiento a estas familias mexicanas pilares del Pequeño Comercio, ANPEC presentó la iniciativa ante la Cámara de Diputados de declarar el 7 de Agosto como el Día del Pequeño Comerciante en México, por peso social y económico de esta intensa y extensa actividad económica en el país.

Esta iniciativa se presentó por la diputada federal C. Martha Alicia Arreola Martínez ante la Cámara de Diputados para su aprobación. En tanto el proceso legislativo discurre, ANPEC celebrará por primera vez este 7 de agosto el Día del Pequeño Comerciante en México e izará su bandera y replicará esta celebración en cada una de las capitales estatales del país.

“Debe entenderse el valor estratégico de esta acción, ya que el principal sistema de abasto popular con el que cuenta la nación es precisamente este canal, el del Pequeño Comercio. La reactivación de nuestra economía pasará por el consumo local y la movilidad económica de las comunidades y los suburbios. Por ello en ningún caso es chica cosa fortalecer la operación de este sistema nervioso comercial que recorre de norte a sur y de este a oeste toda nuestro país”, señaló Rivera.

El Pequeño Comercio en México se opera con dinero en efectivo, constante y sonante, su impacto económico es sólido y su peso político para todo fin práctico tiene que ver con la viabilidad de una gobernabilidad democrática. Amén de lo anterior, el canal tradicional, al garantizar el abasto popular, opera también como una Banca Social de apoyo al consumo al otorgar créditos a la palabra y fiar las mercancías en plazos cortos a toda aquella población que se ve en la necesidad de primero consumir y luego pagar lo que consume.

“Las raíces históricas del comercio en nuestra cultura son bastante profundas. Desde antes de la llegada de los europeos, el comercio decantó nuestras culturas indígenas y así se conformaron las distintas ciudadanías, etnias y pueblos. A través del comercio se han ido entretejiendo todos los lazos que unen a nuestra patria, ya que más allá de entender al comercio como una acción simple de compraventa, es una miga que al ejercerse construye comunidad y fortalece el tejido social”, comentó Rivera.

Por estas razones y con el fin de darle la importancia y el reconocimiento que se merecen las familias que laboran en este canal comercial del país, ANPEC presentó la iniciativa buscando darle mayor fortaleza y solidez a una de las principales actividades económicas que potenciará la reactivación que se necesita. ¡Garantizar el Abasto Popular es un asunto de Seguridad Nacional!

Related Post