Entrevista exclusiva de B&M News con Omar López, socio de Base Firma México

142 0

¿Quién es Omar López?

Socio de nuestro grupo internacional de precios de transferencia, con base en la Ciudad de México. Omar cuenta con experiencia en la elaboración de documentación y consultoría de precios de transferencia para empresas de distintos sectores de la economía desde el 2009. Antes de su incorporación a la firma, Omar trabajó como jefe de fiscalización en la Secretaría de Administración Tributaria (SAT), en el área de APAs y MAPs.

BaseFirma fue reconocida como mejor Firma en Latinoamericana de Precios de Transferencia 2020 por la a revista británica International, Tax Review (ITR), quien por tercer año consecutivo le otorgó el premio a la Mejor Firma Latinoamericana de Precios de Transferencia. 

  1. ¿Nos puedes platicar sobre Base Firma?

Somos una firma especializada en precio de transferencia. Revisamos las operaciones relacionadas.

  1. ¿Cuál ha sido la presencia de la economía digital en 2020?

La economía digital no es un nicho de empresas que pertenezcan a esta, más bien lo que se está viviendo en el mundo es que las empresas multinacionales están adoptando modelos de negocio que implica hacer negocios en determinados lugares, sin que se requiera presencia física, esto requiere una digitalización de los modelos.

A través de este modelo de negocio las empresas pueden proveerse de contenido estando en un país distinto al del usuario de sus plataformas. Aquí el problema surge porque nuestras leyes de tributación internacional requieren de presencia física para que los sujetos paguen los impuestos.

Es decir, el problema de la economía digital es que los principios de tributación internacional se están quedando obsoletos ante el dinamismo y la evolución que está teniendo la economía digital.

  1. ¿Cuáles han sido los principales retos a los que se ha enfrentado Base Firma y cómo los han resuelto?

La pandemia ha dejado gran afectación a las empresas multinacionales. Ha afectado sus ingresos, su manera de vender, su cadena de suministros y eso ha propiciado que las empresas no estén generando los niveles de utilidades que se tenían en años anteriores.

Nuestro trabajo como Base Firma es demostrar y revisar que estas condiciones negativas obedecen una situación del mercado y que no se trata de una manipulación de las empresas o compañías, o que mandan los recursos a otras jurisdicciones.

  1. ¿De qué forma impactará el comercio electrónico en la economía global?

Lo que impacta es que se hace el negocio más expedito, una empresa que antes tenía que importar películas, revistas o algún tipo de contenido, lo tenía que importar y después venderlo en territorio nacional. Ahora, con la economía digital el proveedor de servicios está en otro país y el usuario lo descarga vía internet.

Hay otro tipo de modelos de negocio que involucran impresiones 3D, manejo de datos, eso representa un problema para nuestros conceptos de tributación internacional porque ya no requieren presencia, por ejemplo, los conceptos de ubicación y residencia ahorita se ven limitados porque no alcanzan a abarcar todo el negocio que hay en la economía digital.

Lo que ha cambiado o se está discutiendo a nivel internacional es que los países tienen que generar con consenso para ver cómo pueden solucionar ese problema de la economía digital. Se debe hacer una justa retribución entre las jurisdicciones que participan las multinacionales.

  1. ¿Cómo apoyar a las pymes en esta aceleración digital para que se integren rápidamente a la economía digital?

Cambiemos las reglas, tiene que ser un consenso entre países y la OCDE ha tratado de ir modificando esta serie de reglas. A nivel internacional, al día de hoy tenemos puntos de vista divididos. La propuesta más fuerte hasta ahorita que ha manifestado la OCDE es la que involucra dos pilares que proponen el concepto de nexos, donde lo que busca es reconocer la riqueza que se genera en cierta jurisdicción sin que esté vinculado a presencia física.

Los ingresos generados por un nexo serían la base del cambio. También es necesario generar un cambio en los precios de transferencia. Históricamente hemos manejado el principio de pactar las operaciones con las partes relacionadas, como si se tratara de terceros independientes, eso tiene que cambiar.

Lo que la OCDE ha propuesto hasta el momento es una fórmula a través de la cual se pueda diseñar una proporción de utilidad en aquellos países que forman parte de una multinacional u operar un grupo así.

  1. ¿Cuáles son los grandes retos de la economía digital?

Los grandes retos en materia tributaria es que se están rompiendo los paradigmas históricos, se han venido pagan impuestos en México y a nivel mundial y el reto es lo conceptos con los cuales se hacen las leyes tienen que cambiar y abarcar más allá de la presencia física.

Ahora nuestras leyes tributarias tienen que ser lo suficientemente amplias para que incluyan a aquellos modelos de negocio que no requieran de una presencia física.

  1. ¿Cómo se tendría que fiscalizar el comercio electrónico a través de las plataformas digitales?

Tiene que haber un consenso internacional. Lo que México ha hecho y es lo que está en sus manos es regular el tema del IVA, donde designaciones. Hay que hacer un esfuerzo por fiscalizar a las personas, empresas y servicios a través de esas plataformas, pero lo que está pendiente es grabar las utilidades de las empresas multinacionales que operan a través de negocio digitales. Eso está pendiente de revisar y esperemos que pronto podamos tener un mejor panorama respecto a los retos.

Related Post