Entrevista exclusiva de Business and Marketing in Bajío con Rubén Oliva, Director General de Bancos de Alimentos de México

316 0

Entrevista exclusiva de Business and Marketing in Bajío con Rubén Oliva, Director General de Bancos de Alimentos de México, quien nos platicará sobre su actividad en el Día Mundial de la Alimentación 2016  de la mano con Kellogg’s, ya que juntos recaudan alimentos y los distribuyen en zonas vulnerables del país.

¿Quién es Rubén Oliva?

Es egresado de la Universidad de Guadalajara con la Lic. Admón. de Empresas y tiene un Diplomado en Recursos Humanos ICAMI.  Actualmente desempeña el cargo de Director General de Banco de Alimentos de México. Tiene amplia experiencia como Ejecutivo de Recursos Humanos.

  1. ¿Cuál ha sido tu experiencia en la campaña de la mano con Kellogg’s?

Estamos presentes desde hace cuatro años en la campaña del día mundial de la alimentación, junto con Kellogg’s. La asociación mexicana de Bancos de Alimentos es una asociación civil mexicana, sin fines de lucro, cuyo objetivo principal es acopiar alimento en excelente estado para poderlo dar a los hermanos en estado de carencia alimentaria y así mejorar su nutrición.

El año pasado logramos acopiar 117 mil toneladas de alimentos y se apoyaron a un millón, 200 mil personas en carencia alimentaria. En este sentido, Kelloggs ha sido un aliado fundamental en el acopio del alimento. La marca tiene una conciencia social muy desarrollada y una parte de su producción la destina para la distribución y apoyo a las personas de escasos recursos.

El 30% de los alimentos recaudados se entrega a los niños, el 20% a jóvenes, 30% a adultos y el 20% a adultos mayores. La alianza con Kellogg’s en el programa ‘’Desayuno para mejores días’’ ha dado un muy buen resultado y nos sentimos muy halagados de poder contar con este apoyo.

  1. ¿Qué otras marcas tienen proyectos con ustedes y los apoyan?

Son cuatro mil empresas a nivel nacional que nos apoyan con donaciones de diferente tipo. Entre ellas Chedraui, Walmart, Nestlé. Ellos donan productos no perecederos. Kellogg’s, aparte de donarnos producto, a veces recibimos una cantidad en efectivo para poder acopiar frutas y verduras, para que las raciones de desayuno de los chicos puedan tener una porción de ellas cada mañana.

En el programa ‘’Desayunos para mejores días’’ estamos muy interesados en mejorar la alimentación, porque como sabemos el hecho de no desayunar genera varios inconvenientes. El desayuno es fundamental en nuestra alimentación.

  1. Por lo que ustedes han hecho en estos cuatro años, se enfocan sobre todo a zonas en donde hay escasos recursos o pobreza, pero sabemos que esta es un fenómeno constante, que al contrario de disminuir ha crecido en los últimos años, ¿ustedes empezaron en una zona o se han ido expandiendo? ¿planean apoyar a más territorio nacional?

Algunos datos que son alarmantes respecto al tema que planteas: en México existen 28 millones de mexicanos en carencia alimentaria, el apoyo que nosotros damos es muy pequeño. Tenemos 58 bancos de alimentos distribuidos en la república mexicana, de tal forma que los alimentos que acopiamos a través de las distintas instituciones y empresas se reparte en todo el país.

Hay cinco formas de acopiar alimentos: a través del campo mexicano, centrales de abastos, las empresas productoras de alimentos, las tiendas de conveniencia (Oxxo, Chedraui, etc.) y la última son hoteles y restaurantes. Ellos operan así: los alimentos que preparan para bufete y que no salen a la barra se congelan, por la noche llegamos por ellos y al día siguiente se entregan a una institución  para que sea consumido. No se pueden guardar por mucho tiempo, ya que generan problemas a la salud, por lo tanto la acción debe ser rápida.

  1. ¿Apoyan a escuelas?

Sí, el apoyo se divide a instituciones como escuelas, orfanatos y el otro apoyo es a comunidades. De estas 117 mil toneladas, el 60% es para comunidades y el 40% para instituciones.

Apoyamos a buena parte de la república mexicana. Operamos de la siguiente manera : hay alguna institución que requiere el apoyo alimenticio, va al banco de alimentos más cercano y en ese momento se levanta un estudio socio económico para determinar el grado de necesidad. Con base a eso se determina el periodo en que se entregará una despensa. Ellos son los que administran y la entregan a las personas que habitan esas instituciones.

  1. ¿Cómo opera el programa ‘’Desayuno para mejores días’’?

No tiene nada que ver con los programas de desayunos escolares que las escuelas. Busca apoyar a niños en carencia alimentaria total, en algunas  ocasiones se hace en escuelas; pero en otras tantas en zonas específicas urbanas o rurales.

En la zona de Toluca, durante un año Kellogg’s nos apoyó para entregar desayunos a algunas escuelas. El aprendizaje mejoró, el estado de desnutrición se eliminó y los chicos estuvieron mucho más contento tomando un alimento nutritivo y balanceado. El desayuno contiene leche, cereal y fruta.

  1. ¿Han tenido apoyo por parte de un gobierno federal o local?

Hemos recibido apoyo de todo el mundo: de la sociedad civil, algunos gobiernos (no de todos) y de instituciones. Todos se suman a esta causa, pero principalmente las empresas.

  1. ¿Qué continuidad ha tenido el programa de ‘’Desayuno para mejores días’’?

Regularmente ha estado presente por cuatro años consecutivos en cada zona, pero primero hicimos una prueba piloto para medir el impacto y beneficio, para después seguir operando y hacer cambios.

  1. ¿Qué impacto han tenido en estados como Guerrero, Chiapas y Oaxaca?

Nuestro programa no es asistencialista, por lo que en un momento dado se dona el alimento año o año y medio. Contribuimos a generar las condiciones de alimentación. Para 2020, nuestra meta es llegar a reducir los índices de carencia alimentaria. Planeamos llegar a cinco millones de personas  y para 2030 a 10 millones de  mexicanos que apoyemos para combatir el hambre.

En Guerrero y Chiapas estamos hablando de haber generado estrategias para que disminuya la pobreza, se ha reducido en un porcentaje mínimo. Nos hemos aliado con empresas en donde por un lado, se envía alimento para que las personas puedan tener una mejor calidad de vida  y por el otro lado se les apoya con el tema de productividad. Es decir, si son zonas cafetaleras se les apoya para que puedan invertir, producir y tener un ingreso.

  1. ¿Cuáles son las estrategias que han aplicado en Chiapas para la reducción de pobreza y carencia alimentaria?

Hemos buscado que una vez que quede satisfecho el tema de la alimentación, haciendo alianzas con empresas, se incorporen a la vida productiva más cafetaleros, metiendo técnica y siendo más productivos. En Oaxaca y Guerrero ocurre lo mismo, es el mismo corredor el que tenemos.

Nestlé ha puesto en marcha un proyecto que se llama ‘’Desarrollando el esquema cafetalero en toda la zona del sureste ‘’, por un lado les hacemos llegar alimento y por el otro se les apoya con  tecnología para que las plantas de café que estaban en una condición de bajo rendimiento, se sustituyan por nuevas y sean más productivas.

  1. ¿Qué objetivos tienen en la campaña con Kellogg’s para este año?

El tema principal es fortalecer el programa ‘’Desayuno para mejores días’’. El año pasado logramos entregar a nivel nacional 555 millones de raciones de  alimentos, de alguna manera se está minimizando el impacto del hambre en el país, definitivamente creemos que no habrá alimento que alcance si las personas no nos solidarizamos ante la situación de hambre y pobreza.

  1. ¿Para 2017 que tienen planeado?

Estamos contemplando incrementar el número de beneficiarios y empresas que nos ayudan con sus donaciones. Esperamos que para el próximo año podamos llegar a dos millones de beneficiarios y estamos pensando que para los  siguientes  años parte de la estrategia será establecer empresas socialmente productivas.

Es decir, nosotros acopiamos y fruta y muchas veces va en un estado que muchas personas ya no consumen, estamos pensando que si nos queda tomate, se pueda hacer puré o alguna salsa. Para este proyecto se necesitan recursos y estamos gestionando con  inversionistas extranjeros y fundaciones que pudieran ayudarnos para establecer donde se da la fruta y verdura  este tipo de instituciones, que nos ayuden a evitar el desperdicio.

Así se crearía un polo de desarrollo productivo, en donde las personas puedan tener ingresos que mejoren su calidad de vida.

Los bancos de alimentos tienen transparencia y rendición de cuentas, de manera que tenemos registros de las cantidades que se reciben y las rutas a donde son enviados;  por lo tanto el donador puede estar convencido y al tanto de  que lo que está donando llegará a quienes lo necesitan y se lo podemos comprobar en el momento en que él quiera.

Los bancos de alimentos son el vínculo entre la abundancia y la carencia, en México sobre más de lo que falta,  hay organizarnos y poner el ejemplo con empresas que nos apoyan como Kellogg’s.

Lucila Pérez

Contenido editorial

lucipm31@gmail.com

lucy.perez@businessinbajio.com

Related Post