Evolución en las herramientas financieras: renovarse o morir #finanzas

155 0

Por. Roberto Tavera
Director de Marketing en Fundary

El mundo digital abrió la puerta a la inclusión para todas las personas y en cualquier industria. El escenario que la transformación tecnológica ha dibujado en el mundo es de aceleración vertiginosa, donde términos como trabajo y educación a distancia, gig economy, servicios colaborativos, banca en inversión digital, se establecen rápidamente como referentes de la realidad internacional.

La tecnología se ha hecho fundamental en todos los aspectos de nuestras vidas, porque es hoy la vía que facilita y simplifica los procesos, optimiza tareas, acercando y conectándonos al mundo con un par de clics en nuestro celular.

Uno de los ecosistemas que ha formado una simbiosis con la tecnología desde hace algunos años es el financiero. Pensar en el futuro de los servicios financieros que conocemos en la actualidad no significa dar nada por sentado. La evolución digital sigue avanzando a pasos acelerados y, lo que hoy es lo último en dispositivos pronto se transformarán gracias a nuevos recursos como la inteligencia artificial, internet de las cosas o la analítica de datos.

Formamos parte de una etapa crucial de la disrupción en los sistemas financieros, justo como en la década de los ochenta cuando, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), llegaron los primeros cajeros automáticos a México y, más tarde, el pago con tarjetas (crédito y débito).

Años más tarde, aparece la banca por teléfono que diversifica la experiencia del cliente evitando acudir a una sucursal bancaria. En la década del 2000, la penetración del internet impulsó los servicios financieros, ya que desde la comodidad de tu casa u oficina podías consultar saldos, hacer transferencias electrónicas, pagos e inversiones a través del smartphone, mismo que se ha convertido en una herramienta esencial para manejar cualquier transacción financiera.

Sin embargo, la línea temporal del manejo financiero no termina ahí. Hoy, empresas financieras integrales apoyadas con tecnología, como Fundary, existen para tirar las barreras de acceso a servicios e impulsando la inclusión segura y eficiente, ayudando a los negocios a cumplir sus objetivos en momentos de alta incertidumbre económica.

La nueva era de la industria fintech está turnando hacia servicios integrados en un solo espacio en donde se puedan gestionar las operaciones financieras y administrativas de manera efectiva y en tiempo real, gracias a herramientas como inteligencia artificial, machine learning, con la trazabilidad y confiabilidad que brinda el blockchain.

El paso en el universo de la tecnología financiera está dado. A partir de ahora se escribirán los siguientes capítulos en la historia de esta industria, donde la innovación continua es aspecto básico para aprovechar mantenerse en este ecosistema, el cual ha tenido un crecimiento en México de 46% en comparación con el 2019, (Fintech Radar 2020). Es momento de atreverse a experimentar, disrumpir, actualizarnos y marcar tendencias en medio de este mundo digital. Las finanzas deben ser para todos, que sean fáciles de entender, congruentes y transparentes. Todo esto lo conseguiremos solamente usando la tecnología a nuestro favor.

Related Post