Factores clave que determinan tu modelo de TI #híbrido

225 0

Por Alejandro González, Country Manager México de Rimini Street

A medida que el modelo de TI híbrida se convierta en la nueva norma, la versión de TI híbrida de una empresa dependerá de cómo sus proveedores, clientes y socios utilicen la nube, además de cómo la empresa aborda la integración y la seguridad. Evalúe estos tres factores al determinar qué partes de TI se trasladarán a la nube.

Un entorno de TI híbrido es el resultado de una estrategia que las empresas están utilizando para mover de forma selectiva algunas tecnologías de la información a la nube mientras retienen otra tecnología en un entorno sin nubes. La mayoría de las empresas que trasladan tecnología a la nube deben hacerlo de acuerdo con un cronograma gradual, impulsado por el negocio.

¿Cómo dan forma los factores al modelo de TI híbrido?

Factor 1: Colaboración con otros ecosistemas de TI: Los sistemas externos con los que interactúa una empresa se implementan en una variedad de modelos (en la nube y fuera de ella). La elección de opciones de implementación que sean similares a las de los proveedores, socios y clientes de la empresa puede aumentar el valor comercial mediante la simplificación.

Desde una perspectiva externa, la ubicación (en la nube o fuera de ella) de los sistemas de proveedores / socios / clientes que interactúan con el ecosistema tecnológico de una empresa afecta el valor comercial que se puede derivar al mover aplicaciones a la nube como SaaS o al mantenerlas fuera de la nube. La elección de opciones que son difíciles de integrar o que hacen que los procesos de la cadena de suministro sean más complejos puede potencialmente interrumpir o degradar los resultados comerciales. El modelo de TI híbrida también está conformado por las herramientas de desarrollo, plataformas y productos utilizados en la nube.

La complejidad de la nube puede aumentar rápidamente y dificultar el soporte y la evolución de la cartera de TI; las malas decisiones en la nube pueden dañar la capacidad de una empresa para innovar y crecer.

Factor 2: Tolerancia al riesgo de integración: La integración es un requisito para los entornos de TI híbridos, pero el riesgo se presenta cada vez que los datos o procesos cruzan sistemas, productos o servicios. Una cartera de TI híbrida puede contener numerosos proveedores de nube, según la tolerancia de la empresa al riesgo de integración.

Desde una perspectiva externa, cuantos más socios haya en la mezcla, más riesgo de integración existe. Algunos riesgos son comunes a los que se encuentran en las carteras que no están en la nube. Internamente, las empresas deben acordar cuál es un nivel aceptable de riesgo de integración al tomar decisiones sobre la ubicación de datos y procesos en la nube, así como al distribuirlos a través de múltiples servicios en la nube.

Principios razonados y coherentes aplicados en toda la cartera de TI híbrida ayudarán a proporcionar una integración perfecta que permita un flujo de datos seguro y oportuno donde beneficia a la empresa y garantiza que la integridad del proceso se mantenga en todos los niveles de riesgo que la empresa pueda tolerar.

Factor 3: Seguridad del entorno de TI híbrido: Desde una perspectiva externa, los procesos, los controles y la gobernanza de seguridad en la nube aún están evolucionando. Lo mismo se aplica a los de un entorno de TI híbrido y, en algunos casos, lo que se ha establecido pone a los clientes en desventaja. A menudo se necesita visibilidad para guiar el proceso de toma de decisiones en torno a los tipos de datos que la empresa está dispuesta a poner en manos de su proveedor de nube. Sin esa visibilidad, es difícil determinar si los datos de una empresa estarán lo suficientemente seguros.

La política de no divulgar los controles de seguridad es un procedimiento operativo estándar para la mayoría de los proveedores de SaaS. La mayoría de los proveedores de nube certificarán que cumplen y se adhieren a las regulaciones y pautas. El nivel de confianza que una empresa tenga en que los entornos de sus proveedores sean seguros y estén protegidos influirá en lo que se puede confiar a la nube y, en última instancia, dará forma a su entorno de TI híbrido.

Internamente, la empresa debe estar dispuesta y ser capaz de tomar medidas de seguridad adicionales para proteger un entorno de TI híbrido. Un equipo de seguridad interno sólido que comprenda los entornos dentro y fuera de la nube es fundamental para brindar servicios de seguridad de TI híbridos y para garantizar una seguridad sólida en todo el entorno híbrido.

La forma de tu entorno de TI híbrido no debería ser un accidente

Aborda estos tres factores clave y crea tu modelo de TI híbrido de manera estratégica. Permite que la parte de la nube de la cartera de TI híbrida se defina en función de si el “SaaS” realmente agrega valor comercial.

Equilibra esto manteniendo bajo el riesgo de integración y garantizando que el entorno sea seguro. Crea agilidad y flexibilidad coordinando opciones de SaaS, plataformas y herramientas. Finalmente, desarrolla un plan integral para manejar la posibilidad de que los proveedores fallen, particularmente cuando se consideran los elementos de confianza, transparencia y control.

Related Post