Fomenta el gusto por la lectura en tus pequeños con #Kid City

111 0

En el caso de los niños, la lectura es un hábito que los adultos debemos ayudar a incorporar en su vida. La lectura a temprana edad, no solo ayuda a alimentar la imaginación y entretener a los niños, sino que también les ayuda a desarrollar su capacidad intelectual. Para iniciar con este hábito, es importante comenzar con actividades sencillas que les ayudarán a tener una mayor relación con las palabras, por ello en Kid City han diseñado las siguientes actividades que acercarán a tu pequeño a la lectura a través de la experiencia del juego.

Actividad del Lenguaje: para esta actividad, necesitaremos el siguiente material:

  • Tarjetas que contengan la imagen de un objeto, una persona o animal y la palabra o el texto que lo describa a un costado.

Necesitaremos acondicionar un espacio amplio en casa para poder realizar esta actividad cómodamente, las tarjetas las podemos comprar o elaborar con el apoyo de los pequeños. Es importante que las tarjetas contengan palabras con las que ellos estén familiarizados, por ejemplo: mamá, papá, mesa, silla, vaso, pelota, oso o su nombre.

Comenzaremos colocando las tarjetas boca abajo y le pediremos al pequeño que levante una, nosotros se la mostraremos iniciando por la ilustración, posteriormente deletreamos la palabra escrita con la finalidad de que el pequeño los asocie ( imagen – texto ), lo apoyaremos deletreando y realizando el sonido de las letras, al mismo tiempo lo motivaremos en todo momento para que el tambien repita en voz alta, hasta formar la palabra completa.

Área motriz fina: para realizar esta actividad nos apoyaremos de los siguientes materiales.

  • Caja de zapatos.
  • Papel china de colores.
  • Cuento favorito.
  • Tarjetas con imágenes o palabras del libro.
  • Cúter.
  • Pegamento.

Iniciaremos pidiendo al pequeño que coloque pegamento y pegue poco a poco algunos pedazos de papel china hasta forrar toda la caja de zapatos, enseguida y con mucho cuidado, realizaremos un orificio en la parte superior de la caja simulando una alcancía. Después colocaremos las palabras o imágenes que encontramos frente al pequeño; nosotros nos sentaremos frente a él y le comenzaremos a leer el cuento que haya seleccionado. Al momento de ir leyendo haremos énfasis en estas palabras, de esta manera le enseñaremos en qué parte del libro las mencionamos o si se habla del objeto. Si tiene alguna duda del significado podemos explicarles de qué se trata cada una.

Para terminar la actividad, volveremos a leer el libro, pero le pediremos que esté atento para que él identifique las palabras u objetos sin ayuda de nosotros y las coloque en la caja por el orificio. Una vez terminada la lectura, sacaremos las tarjetas de la caja de nuevo y le pediremos que nos diga que dice cada una ó cómo se llama el objeto que aparece, de esta manera reafirmamos su concentración y adquisición de vocabulario. 

Área motriz gruesa: para esta actividad nos apoyaremos con los siguientes materiales:

  • Cuento favorito.
  • Selección de algunas palabras específicas del libro.
  • Globos.
  • Aros de colores.

Colocaremos los aros en el suelo y enseguida un globo inflado, elegiremos alguna de las palabras de las que seleccionamos y le mostraremos al niño cómo se divide por sílabas ejemplo: A-VI-ÓN. Lo repetiremos aplaudiendo y contaremos el número de aplausos, le pediremos a él que de ese mismo número de saltos repasando cada sílaba, ejemplo: salto (A), salto (VI), salto (ÓN), después deberá repetirlo de nuevo ahora con el apoyo del globo lanzándolo con el número de veces que tenga las sílabas. Para terminar leeremos el libro y pediremos que identifique dónde están mencionadas estas palabras.

Área cognitiva: realizaremos la actividad con un solo material:

  • Cuento a elegir.

Buscaremos un espacio en casa donde tengamos calma y tranquilidad, la intención es que el pequeño tenga toda la atención en la actividad y no se distraiga con cualquier ruido por mínimo que parezca, una vez ubicados en este espacio le daremos la opción de que él elija el cuento que deseé (podemos sugerir que sea un cuento corto y que ya hayamos leído con anterioridad) , para que puedas relatarlo modulando tus tonos de voz. Con estos cambios de voz, lo harás más atractivo para hacer un mayor énfasis en el final, posteriormente volverás a contar el mismo cuento pero casi al momento de terminar de leerlo harás una pausa, para pedirle que él invente un final diferente, potencializando así su imaginación. Esta actividad se puede realizar en diferentes ocasiones con el mismo cuento, para hacerla diferente solo necesitarán inventar diferentes finales de acuerdo a la imaginación del pequeño.

Área socio afectiva: para realizar esta actividad nos apoyaremos de los siguientes materiales:

  • Fotografías de algunos miembros de la familia.
  • Pegamento.
  • Hojas blancas.
  • Plumines de colores.

Necesitaremos de un espacio amplio en casa, lo primero será explicarle al pequeño que realizarán un cuento titulado “Mi familia”, lo que harán será colocar las fotografías de cada uno de los miembros de la familia y debajo de ellas empezarán a escribir el cuento, pueden plasmar lo que ustedes deseen: historias, anécdotas, pasatiempos, etc. El cuento se puede extender como ustedes lo deseen. Una vez que lo hayan finalizado dediquen un tiempo para poder leerlo, si el pequeño lo desea pueden compartirlo con los miembros de su familia.

Gracias a su experiencia, Kid City ha comprobado que compartir diariamente momentos de lectura con los pequeños les ayuda a fortalecer vínculos familiares, facilitando la apreciación lectora, además recuerda que fomentar el hábito de la lectura de forma divertida y didáctica traerá grandes beneficios al desarrollo de tu pequeño, pues también logrará una notoria mejoría en su vocabulario descubriendo nuevas palabras. Inclusive se estimulará su imaginación y creatividad,  haciendo que sientan más interés por aprender el significado de las cosas y objetos que los rodea.

Related Post