Fonda Lola, Toronto #Marketing

162 0

Una fonda es un lugar normalmente pequeño en el que se sirve comida casera con una sazón especial. Puede tratarse de un sitio más o menos acogedor en donde la gente incluso puede que te conozca, te salude cada que vas y se preste para sentirse en confianza.

Fonda Lola toma ese código y lo reproduce en Toronto, Canadá, sólo que aportando dos cosas que no existían en esa ciudad: comida mexicana auténtica y nuestra cultura de sobremesa, que es precisamente de donde surge la idea primordial del restaurante, concebido por Ernesto Rodríguez a partir de las incontables tardes familiares en las que encontró su pasión por la gastronomía en la casa de su abuela Lola.

Había que hacer algo por la oferta de comida supuestamente mexicana que había antes de la apertura de Fonda Lola. Como mexicanos uno simplemente no puede pasar por alto que la comida Tex-Mex se considere la muestra de la cocina y cultura de un país tan rico y variado como el nuestro. 

De este modo, Fonda Lola dio un paso al frente hace cinco años para reclamar la dignidad de nuestra gastronomía en Canadá, ya que las únicas opciones disponibles eran burritos, chili con carne y hard-shell tacos.

En una ciudad que se precia de su multiculturalidad, Ernesto Rodríguez encontró un nicho perfecto para inaugurar algo que llevaba muchos años cocinándose en su cabeza y en su corazón. 

Fonda Lola no es el típico restaurante mexicano en el extranjero, cuenta con un carácter especial en el que el menú cambia por temporada: más ligero en verano y más acogedor en invierno, pasando de ceviches, aguachiles, cecina –el único lugar en Canadá que la tiene–, pipián, tacos gobernador, enchiladas de jamaica con cebolla caramelizada, tacos placeros, etcétera, a pozole, mole, sopa de tortilla, lentejas con plátano macho crujiente y huevo, entre muchas otras opciones que te harán sentir como en casa.

Quinto aniversario

Para celebrar los cinco años de la apertura de Fonda Lola, el chef estrella de Comal de Piedra –el restaurante hermano de Fonda Lola en la Ciudad de México–, Othón Gayosso, originario de la Sierra de Puebla, reinterpretará el menú existente para crear un puente entre ambos países, acercando ambas propuestas culinarias a los valores de su trabajo: celebración de los ingredientes –su historia, contexto cultural y riqueza–, localidad, comercio justo y visceralidad de la comida mexicana.

Related Post