Fortalece tu confianza como #líder en este 2021 con estos 10 consejos

253 0

¿Cuál es el principal reto que 2021 tiene para los líderes? Tener confianza en sí mismos y generarla en su entorno. En este año tan significativo, trabajar en fortalecer la confianza en ti mismo será clave para guiar a tu equipo cuando más lo necesite, así como robustecer la imagen que tienen de ti e, incluso, el vínculo que has desarrollado con ellos.

Clarisa María Ponte Betancourt, experta en el diseño organizacional en el área de recursos humanos y profesora del curso online de Liderazgo en entornos de incertidumbre en Crehana —la comunidad de aprendizaje en línea con más de 3 millones de estudiantes— nos comparte 10 consejos prácticos que te ayudarán a fortalecer tu confianza como líder aún en momentos adversos.

“Recuperar y mantener la confianza te ayudará a tomar mejores decisiones porque dejarás de cuestionarte constantemente; aunado a esto si irradias confianza también la generas en los demás porque las personas a tu alrededor sentirán que tienes todo bajo control y te permitirá realizar uno de tus trabajos más importantes: detectar y resguardar las necesidades del equipo que está a tu cargo,” apunta Clarisa.

Para lograrlo, Ponte Betancourt propone las siguientes recomendaciones:

1. Piensa de manera optimista
Puede parecer complicado al principio; sin embargo, tener un pensamiento positivo te ayudará a sintonizar la energía que necesitas para mantener tus proyectos a flote y a contagiar a las personas que trabajan contigo.
Anota en un diario momentos gratos y logros de cada día. Mantener un estado constante de gratitud te ayudará a desarrollar más paz y confianza.

2. ¡Recuerda tus logros!
Esta no es tu primera crisis, a lo largo de tu vida profesional has tenido que lidiar con muchos otros obstáculos de los que has salido airoso. Una gran forma de recuperar la confianza en ti mismo e inspirar a los demás es recordar otras dificultades que atravesaste en el pasado. Así recordarás que ¡puedes hacerlo otra vez!

3. Ten presente tus valores y tu propósito
Realiza un breve diagnóstico de quién eres y hacia dónde quieres ir; dedica un momento del día para reflexionar ¿cuáles son tus valores personales principales? ¿cuál es el propósito personal que te motiva? Tus valores y propósitos son tu combustible. Si estás alineado con ellos y trabajando para ellos, te sentirás lleno de energía, positivo y satisfecho, aunque estés en medio de un reto difícil de afrontar.

4. No dependas de otras personas
Durante una crisis, tu capacidad de toma de decisiones se puede ver afectada por el entorno y la incertidumbre. Sin embargo, es importante que tomes la iniciativa. En tiempos inciertos difícilmente hay una opción correcta, lo importante es hacerle frente a los desafíos que van apareciendo en el camino y apostar por la agilidad antes que la perfección.
Si ves un problema, corrígelo. Apostar por ti mismo es el riesgo más seguro.

5. ¡Sal de tu zona de confort!
Aunque podría parecer que en estos momentos lo más seguro es resolver las cosas de la forma tradicional, es todo lo contrario. Al salir de tu zona de confort, comienzas a sentirte más cómodo con la incertidumbre; una vez que lo logres, los problemas se vuelven más fáciles de superar y son menos estresantes.

6. Resuelve tus dudas
Un líder no necesariamente debe saber todo, todas las personas necesitan consejos y ayuda de vez en cuando. Este es un gran momento para conversar con un mentor, coach o persona que admires y pedirle su opinión.
También es momento de confiar en tu equipo y delegar responsabilidades a aquellos que están en mejores condiciones para resolver ciertas situaciones.

7. Piensa en tu legado
¿Cómo te gustaría que te recuerden cuando todo vuelva a la normalidad? Una gran forma de mantenerte motivado es pensar en el ejemplo que le estarás dejando a tus colaboradores cuando pase la crisis. Quizás esto puede poner un peso bastante fuerte en tus hombros, pero lo importante es que lo tomes como un impulso para mantenerte resiliente.

8. Conoce tus debilidades
Muchos líderes saben para qué son realmente buenos, muy pocos conocen sus debilidades y les sacan provecho. Conocer en qué aspectos te falta trabajar, además de minimizar el impacto de cualquier error, te permitirá convertirlas poco a poco en fortalezas.

9. No te compares con los demás
En momentos de crisis, es muy fácil mirar a la persona de al lado y creer que lo está haciendo mejor que tú. La verdad es que, en tiempos de dificultad, ningún líder está libre de perder la confianza. Lo mejor que puedes hacer es enfocarte en tus logros y no perderlos de vista.

10. No dejes de aprender
Un buen líder nunca deja de aprender; el empresario, inversor y autor de grandes libros, James Altucher, recomienda leer al menos 500 libros sobre tu área de expertise para poder decir con confianza que eres un experto en el tema. Prepararte constantemente te ayudará a sentirte más seguro y a recuperar tu confianza para afrontar cualquier cambio o reto que surja ante la crisis.

Related Post