#Frustración hace que mexicanos abandonen sus clases de inglés

132 0
En un panorama donde hablar inglés aumenta las posibilidades de encontrar un buen empleo, no es ninguna sorpresa que cada vez más personas opten por acudir a escuelas de idiomas. De acuerdo con un estudio del British Council, aproximadamente un 40% de quienes estudian idiomas lo hacen en instituciones privadas, pero los niveles de abandono son muy elevados.
 
Existen varios factores que contribuyen a la deserción. Y es que es un hecho que los profesores tienen varios desafíos cuando enseñan un idioma extranjero a sus alumnos; desde prestar atención a contenidos didácticos que llamen la atención y el interés, hasta desarrollar la confianza de los alumnos.
 
Especialmente en países que son “tradicionalmente malos” en inglés, existe una tendencia a creer que aprender inglés es difícil.  De acuerdo con Pearson, a esto se le conoce como “mentalidad fija”, es decir, “haga lo que haga, nunca seré bueno en inglés”.
 
Necesitamos desarrollar un “crecimiento de mentalidad”, para que los estudiantes se den cuenta de que, esforzándose, pueden dominar el inglés y progresar. La Escala Global de Inglés (GSE) se desarrolló con esta premisa, con el fin de establecer objetivos de aprendizaje a corto plazo que se puedan lograr (en un período de tiempo realista), lo que permite a los maestros mostrar regularmente el progreso a los estudiantes, con base en una planificación cuidadosa de las lecciones”, comentó Mike Mayor, director de Global Scale of English de Pearson English
 
Tan solo en México, el 80% de las ofertas de empleo de nivel superior solicitan cuando menos un inglés intermedio, mientras que apenas el 20% de los candidatos cuentan con él, en buena medida debido a que el aprendizaje de este idioma en las escuelas no suele ser de calidad.
 
El GSE fue desarrollado por Pearson después de una encuesta de más de 6,000 maestros en más de 50 países. Es una escala de competencia, que va de 10 a 90 puntos, y un marco de objetivos de aprendizaje. Estos objetivos describen lo que los estudiantes pueden lograr en cada uno de los diferentes niveles de competencia en la escala.
 
Como una extensión del conocido Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER), el GSE se expande a un mayor número de estudiantes. Mientras que el MCER se dirige a adultos y jóvenes para aprender “inglés general”, GSE va más allá e incluye objetivos de aprendizaje de inglés académico, inglés profesional e inglés para jóvenes de 6 a 14 años.
 
El directivo de Pearson comentó que, aunque la mayoría de los estudiantes quieren poder usar el idioma, ya sea para la educación o el trabajo, ha sido difícil para los maestros evaluar estas habilidades, ya que pierden mucho tiempo corrigiendo ensayos y tomando exámenes orales.
 
Con la introducción de evaluaciones digitales, esto se vuelve más fácil a través de una escala. Con los datos, es posible personalizar el viaje de aprendizaje para cada estudiante y maestro.
De hecho, es un objetivo a largo plazo dominar un idioma. Por lo tanto, es importante permitir que los estudiantes experimenten el éxito regularmente utilizando los objetivos de aprendizaje de GSE.  Esto permite un mayor compromiso y resiliencia”, concluyó.

Related Post