Guía básica para armar tu smart home #CasaInteligente

251 0

Convertir a tu hogar en una Casa Inteligente puede ser mucho más fácil de lo que piensas, y no necesitas gastar enormes sumas de dinero para empezar disfrutarla con la comodidad y la seguridad que ofrece la tecnología más avanzada. Antes de que llenes tu carrito de compras, te invitamos a seguir los siguientes consejos de Ring para empezar a armar tu smart home:

Elige un ecosistema para tu smart home
Cada vez es más común que los dispositivos de casa inteligente sean compatibles con diversos ecosistemas, pero la mejor forma de asegurarte de que todo funcione correctamente es elegir equipos que sean de una misma marca o ecosistema. Por ejemplo, si tienes video timbres Ring Video Doorbell o cámaras de seguridad de Ring, éstas automáticamente serán compatibles con Alexa, el servicio de voz de Amazon.

Además, las cámaras y timbres inteligentes de la marca pueden funcionar en conjunto para controlarlos fácilmente desde una única aplicación. Así por ejemplo, si alguien presiona tu vídeo Doorbell, puedes programar tu Floodlight Cam para que automáticamente encienda sus luces y así ver quién llama a la puerta claramente.

Equipa tu smart home poco a poco
No es necesario que compres de una sola vez todos los equipos y accesorios de casa inteligente que se te atraviesen. Empieza con algunos productos fáciles de utilizar y accesibles, y colócalos en lugares estratégicos de tu casa para darles el mejor uso posible.

Puedes empezar con una bocina inteligente en tu estudio para escuchar las noticias o estar al tanto de tu agenda, o una cámara para interiores/exteriores a batería, como la Stick Up Cam de Ring en la entrada de tu casa, apoyada simplemente sobre un estante o mesa, como primer elemento de tu equipo de seguridad.

Con el paso del tiempo vas a detectar en qué otras zonas te gustaría tener este tipo de tecnologías. O puedes empezar a armar tu Smart Home como una pequeña cámara de seguridad interior como la Indoor Cam de Ring que se enchufa a un tomacorriente estándar.

Sin WiFi, tu casa no será ‘smart’
Asegúrate de que tu conexión WiFi llegue a los espacios en los que colocarás dispositivos inteligentes. Por ejemplo, al instalar una cámara de seguridad deberás revisar que la conexión a internet sea lo suficientemente fuerte y estable como para que el dispositivo capture video y envíe alertas de movimiento a tu smartphone. Si tu red no es lo suficientemente fuerte, puedes optar por un expansor de red como el Chime Pro o un ruteador mesh, también es recomendable buscar routers que operan con frecuencias de 5GHz, que ofrecen mayor velocidad.

Ponles un nombre fácil de recordar
Al nombrar los equipos inteligentes de tu casa, puede ser muy tentador ponerles un nombre chistoso o fuera de lo común, pero recuerda que ese nombre es el que compartirás con todo tu ecosistema o con Alexa, por ejemplo, para controlar el dispositivo, así que es importante que tú lo recuerdes y que el servicio de voz, aplicación o plataforma desde el que lo controles lo entienda. Si tienes un Ring Video Doorbell 4, por ejemplo, opta por opciones como “entrada principal” o “puerta de la casa”.

Busca marcas seguras y confiables
Antes de pagar un producto, revisa que esté respaldado por una empresa confiable e investiga qué protocolos de seguridad tiene o qué garantías ofrece. Los equipos de seguridad de Ring cuentan con encriptado de video de extremo a extremo que limita la visualización de los videos captados por Ring a los dispositivos móviles registrados. De igual forma, cuentan con funciones para proteger la privacidad de tus vecinos y con una garantía ante robo de equipos.

Ahora sí, da el primer paso y transforma tu hogar en un verdadero smart home, de forma inteligente.

Related Post