Haga que su infraestructura de TI tenga una buena #Navidad

297 0

Por: Saida Ortiz,
Gerente general para la región norte de Sudamérica en Vertiv.

Esta pandemia desencadenó la aceleración del comercio electrónico y planteó grandes desafíos a los minoristas, que tuvieron que adaptarse, reinventarse y conservar la lealtad de los clientes. Y si eso no fuera suficiente, ahora pasarán por la prueba definitiva: la temporada de compras navideñas.

Literalmente, las tarjetas de crédito y débito van a echar humo y las tiendas digitales tienen que estar preparadas para soportar la interacción y el volumen de visitantes y compras.

Hay quien ya se está preparando para responder a los retos de diciembre. En Estados Unidos, por ejemplo, UPS está promoviendo 100.000 nuevas contrataciones para esta Navidad, ya que anticipa un importante incremento en las ventas de comercio electrónico debido a la pandemia de coronavirus.

Por su parte, FedEx aseguró hace algunas semanas que, entre sus planes para la temporada, figura la vinculación de 70.000 trabajadores, 15.000 más que en el último mes de 2019.

No son pocos los minoristas de Estados Unidos que han expresado su intención de contratar a numerosos trabajadores de temporada para responder a las exigencias de los negocios en línea durante las vacaciones, que incluyen no solo de ecommerce, sino ordenar online y recoger en las tiendas.

En México, y de acuerdo con un estudio elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), entre abril y junio el comercio electrónico aumentó en 90 por ciento.

La entidad también indica que “la cadena de tiendas de autoservicio Chedraui reportó, durante el tercer trimestre, ventas en línea de 4,5 por ciento, pero destacó que algunas de sus unidades en el país alcanzaron hasta 20 por ciento de sus ventas a través de ecommerce”.

En Colombia, en su informe “Comportamiento del ecommerce en Colombia durante 2020 y perspectivas para 2021″, la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE) indica que “hasta agosto de 2020, el crecimiento acumulado de las ventas de comercio electrónico fue un 25,3% más alto en relación con el mismo período de 2019. Sin embargo, el resto del año es incierto, como lo ha sido el 2020, lo que impide construir perspectivas de cierre de fin de año para el sector”.

Por otro lado, el temor a las aglomeraciones, más un eventual segundo pico del COVID-19, hará que las personas prefieran los canales digitales sobre los presenciales, tiendas físicas y centros comerciales, para realizar sus compras navideñas.

Data center confiable, compra segura

Una de las principales quejas de los usuario en Colombia durante las jornadas del “Día sin IVA” (fechas establecidas por el gobierno de ese país para que las personas pudieran adquirir productos de ciertas categorías sin pagar el impuesto de venta) y que tuvo lugar el pasado mes de junio, fue que muchos sitios de comercio electrónico permanecieron inactivos o sólo mostraron, durante horas, una página de aterrizaje que indicaba un cambio en la línea digital que nunca se cumplió.

Lo que los minoristas ignoran es que este tipo de errores se traducen en millones de pérdidas por ventas incompletas y una reputación de la marca gravemente dañada.

Este es un buen momento para que los negocios digitales hagan todo lo que esté a su alcance para garantizar que la infraestructura informática necesaria pueda respaldar las operaciones comerciales durante la próxima temporada.

¿Pero cómo anticiparnos a una falla no deseada? Aquí les dejo algunas recomendaciones:

1. Inspeccione sus activos digitales

Dado que muchos minoristas bloquean o limitan el acceso a sus centros de datos, desde mediados de noviembre hasta enero, como medida preventiva para protegerse contra errores humanos o riesgos de seguridad, ahora es el momento de asegurarse de que su centro de datos esté listo para manejar cualquier cosa que pueda causar tiempo de inactividad.

Si se cuenta con instalaciones en el borde de la red (edge computing), estas agregan desafíos logísticos. Debido a eso, los negocios deberían asignar personal de servicio capaz de cubrir terreno rápidamente y obtener información profesional.

2. Priorice las actualizaciones

Luego de los hallazgos efectuados durante esas inspecciones, vale la pena crear una hoja de ruta para priorizar el presupuesto de TI y realizar futuras actualizaciones.

Dado que las principales debilidades suelen provenir de la infraestructura de energía y refrigeración, las empresas deben concentrar sus esfuerzos en estas dos áreas.

3. Agregue un mayor nivel de supervisión

A medida que las redes de TI de los negocios digitales son distribuidas en diversas regiones geográficas, se hace más difícil gestionar los equipos de trabajo para cada ubicación. En este caso, existen numerosas soluciones de monitoreo remoto centralizado, que permiten alertar más rápidamente sobre los problemas y lograr una restauración remota de los servidores, lo que permite una resolución más rápida y un ahorro de tiempo para el personal, donde en muchas ocasiones tienen limitado el acceso físico al centro de datos durante las temporadas altas.

Tal vez mencione que estos permiten alertar más rápidamente sobre los problemas. Algunos permiten la gestión/restauración remota de los servidores, lo que permite una resolución más rápida y un ahorro de tiempo para el personal.

Si las tiendas y negocios en línea quieren responder de manera efectiva y sin contratiempos a los retos de la cada vez más cercana Navidad, tienen que considerar el centro de datos como un activo que sostiene toda su estructura de negocio en Internet.

Related Post