Herramientas digitales: el aliado que necesitas si vas a emprender #Emprendedores

59 0

Actualmente es más común que las personas busquen a través de un negocio propio una nueva oportunidad de desarrollo económico y personal. Aunque falta camino por recorrer en la materia, el panorama es positivo para México, ya que está ubicado en el cuarto lugar en la tabla de países en América que fomentan el emprendimiento, según datos de una importante aceleradora de negocios.

Este auge también significa un crecimiento a nivel nacional, pues las PyMEs representan el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y 72% de los empleos generados en el país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Si bien, los mexicanos enfrentan desafíos como: falta de accesos a financiamientos, la competencia y pocas oportunidades de vincularse con redes y culturas empresariales; también existen diversos programas que apoyan a las startups mexicanas para que se consoliden, y se potencialice el surgimiento de más y nuevas PyMEs.

Tanto mujeres como hombres, que han tomado la decisión de arrancar un negocio, tienen la ventaja de contar con el apoyo de herramientas digitales para desarrollar sus proyectos y lograr los objetivos; y a través de múltiples plataformas, como las que se presentan a continuación, tienen las bases para la realización de sus ideas, planes de negocio y hasta el análisis de las actividades que realizan:

Marketing Digital: Los canales digitales no requieren de una inversión fuerte para el lanzamiento de una campaña. Permite medir a detalle, y de forma sencilla, los alcances de la estrategia y hacer los ajustes que se requieran. Además, se genera un diálogo entre el cliente y la empresa, abriendo la oportunidad de crear una comunidad digital de la marca.

ERP (Sistema de Planificación de Recursos Empresariales): Se trata de programas que se encargan de aspectos fundamentales como producción y administración. Integrar un ERP permite la automatización de procesos, ahorrar tiempo, y reducir los costos operativos ya que se adapta a las necesidades de la compañía.

Inteligencia de Negocio o Business Intelligence: La BI está relacionada a los ERP; pues ambos pueden integrarse y permiten realizar análisis y reportes del estado de la empresa gracias a los mismos datos proporcionados por la ERP. Da ventaja competitiva y se tiene la facultad de recopilar la información crucial relacionada a la rentabilidad de un producto, control financiero o detalles de la producción.

Gestión de Relación con clientes (CRM): Un CRM ayuda a almacenar información sobre la interacción entre clientes actuales y potenciales; con esto, las empresas pueden conocer las necesidades de los clientes y anticiparse a ellas por medio de segmentaciones de los consumidores y mejorar el servicio al cliente y de posventa.

E-Commerce: El comercio electrónico permite a las empresas ofrecer sus productos o servicios a través de portales en línea; esto supone mayores ventajas frente al comercio tradicional ya que no se tiene límite de horario, no hay barreras geográficas y facilita una segmentación del público.

Google Analytics: Esta herramienta permite para validar clientes y fuentes de tráfico. Además, permite medir las ventas y las conversiones y ofrece información sobre cómo los visitantes utilizan su sitio, cómo han llegado a él y qué acciones llevar a cabo para que sigan visitandolo.

La nube: Se trata de una tecnología que funciona a través de internet y se divide en tres: Plataforma como Servicio (PaaS), Infraestructura como Servicio (IaaS) y Software como Servicio (SaaS). Cada uno tiene el propósito de almacenar y resguardar la información de forma segura. Los costos de renta son accesibles y tienes la ventaja de acceder a tu información siempre que lo necesites.

Se estima que sólo el 6% de las PyMEs mexicanas utilizan Tecnologías de la Información (TICs), limitando su crecimiento en términos de productividad y en competitividad; de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La consecuencia de una falta de modernización provoca que  las empresas no sean rentables y más del 80% desaparecen en un plazo de dos años.

“Aún cuando las Tecnologías de la Información tienen un gran impacto en las PyMEs mexicanas, muy pocas las usan y la razón de este bajo porcentaje se debe a la falsa creencia de que invertir en tecnología es un gasto caro e innecesario. Sabemos que la fórmula para el éxito no existe, se trata de estar actualizados en términos tecnológicos y utilizar estas nuevas plataformas a nuestro beneficio y de los clientes”, aseguró Israel Coto, director de la oficina Microsip en Ciudad de México.

Related Post