Home Office: La modalidad de trabajo que nos dejó el COVID-19 #Negocios

103 0

A lo largo de la pandemia ha habido una constante preocupación por el desarrollo del virus, así como por temas económicos y del desempleo, que ya afecta a muchos mexicanos.

La crisis por el COVID-19 también se siente en la economía. De acuerdo con el estudio Barómetro realizado por Kantar el 35% de los mexicanos trabaja con ingresos reducidos y solo el 39% trabaja de manera normal, es decir, que percibe su salario íntegro.

El impacto de esta situación ha hecho que las personas busquen nuevas formas de planificación financiera, ya que el 74% de los mexicanos espera una recesión en la economía y piensa que ésta tardará mucho tiempo en recuperarse. Tanto que, para el 84% la crisis exige que sean aún más proactivos y cuidadosos con su presupuesto familiar.

Tomando en cuenta el contexto actual, Kantar realizó el estudio “Stay at Home Experience” en donde analizó las expectativas de los colaboradores respecto a las compañías. Un 98% espera que las organizaciones apoyen a sus trabajadores; el 74% que haya flexibilidad laboral en horario y lugar de trabajo, y el 42% que los líderes promuevan el uso de la comunicación digital para el trabajo.

Para muchas empresas, conocer qué está pasando con su gente se está convirtiendo en una de sus mayores prioridades. Y van por el camino correcto, ya que ninguna compañía se forja con una sola persona. Se requiere de talento comprometido con los valores organizacionales y, eso se logra anteponiendo las necesidades y bienestar de las personas.

Hoy, el 57% de los colaboradores no se sienten seguros para volver a las oficinas. La incertidumbre ante el futuro de la empresa y el futuro personal continúan limitando el balance mental aunado a bajos niveles de energía.

El 68% ha creado un ambiente muy relajante en casa. Sin embargo, las personas que mantienen sesiones lúdicas remotas son quienes presentan un perfil más alto en su balance mental.

Las personas que viven con amigos mantienen los niveles más bajos de cansancio al final del día. Las personas que viven con padres, hijos y parientes caen en el balance mental detonado por los bajos niveles de energía e incertidumbre.

Asimismo, los adultos mayores a 46 años de edad son quienes presentan el balance mental más elevado, mientras que los adultos de 18 a 25 años son quienes tienen mayor incertidumbre respecto a su futuro personal.

Permea una buena evaluación en términos de respuesta y productividad de equipo. No obstante, estar lejos supone ciertas dificultades en la forma general de trabajo. De hecho, el 21% de los colaboradores se siente poco apoyado con el trabajo remoto de su líder. Y para el 19% debe mejorarse la información y comunicación de la compañía, bajo el contexto actual.

A pesar de la impotencia, la tristeza y el miedo por la pandemia, la economía y el desempleo, el sentimiento que más domina en las personas es el optimismo. Los colaboradores agradecen que sus organizaciones mejoren la comunicación, cuiden las condiciones de higiene y, sobre todo que den apoyo emocional.

En síntesis, existe una preocupación fuerte ante la posibilidad de contagio, desempleo y economía del país. Estos temas y el encierro generan estrés y sentimientos de miedo e impotencia.

Sin embargo, existe el optimismo y este debe ser el valor central que soporte toda comunicación de la organización hacia sus empleados. No todos los colaboradores están listos para volver por las condiciones perceptuales de la situación. Así que las compañías deben permanecer cerca de los colaboradores con mensajes de empatía, promover el bienestar y ofrecer certidumbre.

Metodología

Exploramos el bienestar de los colaboradores por medio del entendimiento de su balance mental. Definimos el “mental balance score” como una métrica de referencia que obtenemos a partir de tres dimensiones, el ambiente de trabajo, la energía y las emociones. En este caso vemos un score neutral de 51 puntos. Definido en la parte media y limitado principalmente por las emociones, con un score bajo de 39% y la energía con un score de 48%, siendo estas dos dimensiones las que sugieren las oportunidades de nuestras acciones.

Related Post