Impresión 3D, empaques comestibles y dieta a base de plantas, así será el consumo de alimentos en el 2030 #Tendencias

165 0

La industria alimentaria se encuentra en constante evolución y con ella también se transforman los gustos y hábitos de consumo de las personas. Es así que para el año 2030, se comerán alimentos diferentes a cualquier cosa que se haya experimentado antes, así lo señala el reporte “Future Food & Beverages 2030” realizado por FINDASENSE, consultora global de Customer Experience.

“La tecnología jugará un papel fundamental para la creación de la comida del futuro. Y gracias a sus avances, las marcas sabrán en todo momento cuál producto ofrecer de acuerdo con las necesidades del momento, de tal manera que conocerán mejor a los consumidores, mucho más que ellos mismos.”, aseguró Facundo Castro, Client Success & Project Lead de FINDASENSE.

En los próximos años se verá un aumento en el uso de la tecnología de impresión 3D en la preparación de alimentos. La comida será creada con texturas y formatos únicos, adaptada a las necesidades nutricionales de cada persona. Esta alternativa puede ser una de las soluciones a impacto ambiental de la industria alimentaria, tanto para reducir el desperdicio como para imprimir carnes con huella de carbono cero.

El estudio Future Food & Beverages 2030 revela que la proteína animal como la conocemos actualmente podría convertirse en un lujo en el futuro. La carne y leche cultivadas en laboratorio ofrecen una forma segura y libre de enfermedades gracias a los altos estándares de control, sin involucrar sufrimiento de animales y, al mismo tiempo, reduciendo las emisiones de efecto invernadero. Se espera que haya opciones asequibles disponibles comercialmente en los próximos años, con una composición nutricional mejorada y adaptada a diferentes grupos poblacionales.

FINDASENSE expone que el Institute for the Future, radicado en California, diseñó un prototipo que podría fabricar tocino en casa con cápsulas de células. Se espera que los supermercados tengan un pasillo de “cultivado en laboratorio”, en el que la gente acceda a carnes cultivadas o bien, adquiera su propio kit para desarrollarlo en casa.

Por otro lado, la industria de los insectos comestibles podría proporcionar una alternativa ambientalmente sostenible al consumo de carne, al utilizar 95% menos de agua para su producción, así como una alternativa de alimento para mascotas o peces criados con acuacultura.

El estudio de FINDASENSE también revela que para el 2030 el consumo de alimentos estará enfocado en tener un planeta y una población más saludables, de tal manera que los paladares se volverán cada vez más aventureros al probar nuevos alimentos y usarlos como una herramienta para la acción ambiental.

En este sentido, la generación Millennial destaca al priorizar la comida local, integral, orgánica, artesanal y mínimamente procesada, lo que representa un avance para la alimentación plant based, que consiste en consumir solo productos de origen vegetal y eliminar al máximo los alimentos de origen animal. Por lo tanto, las dietas del futuro contendrán más verduras y frutas, granos integrales y comida vegana.

Finalmente las empresas trabajan para encontrar la forma de eliminar el plástico de un solo uso, ya que en la actualidad el 95% de los envases se desechan terminado el producto y generalmente estos residuos terminan contaminando mares y océanos. Existen alternativas que ya se están implementando como el packaging comestible o compostable, y los recipientes que se reciclan con mayor facilidad como el aluminio, el cartón o el vidrio, sin embargo, nuevos modelos de negocio como los supermercados sin plástico y los servicio de refill a domicilio serán moneda corriente en el futuro.

Un ejemplo que destaca FINDASENSE son las algas como una opción para la elaboración de packaging comestible, la empresa británica de delivery Just Eat, ha realizado una prueba de envasar catsup en este material para las entregas a domicilio.

“Este estudio nos permitió visualizar los cambios que se aproximan respecto al consumo de alimentos en México y a nivel mundial, donde los rápidos avances tecnológicos continuarán alimentando las expectativas de las personas a una respuesta inmediata y en tiempo real, a sus demandas y necesidades” finalizó Facundo Castro.

Related Post