Innovación a largo plazo: el secreto de Rappi para desarrollar una startup unicornio #Negocios

149 0

Aunque para muchos parezca que hablar de startups es sólo mencionar buenas ideas que se convierten en una app o un sitio web exitoso de la noche a la mañana, en realidad implica todo un ecosistema formado por creadores que han construido historias de emprendimiento a lo largo de varios años desde diferentes industrias y perspectivas.

Para los cofundadores de Rappi, crear en tres años una empresa de mil millones de dólares fue más que el resultado de la popularidad de los servicios de on-demand delivery, sino una consecuencia del aprendizaje de crear otros proyectos y comprender las necesidades de los diferentes mercados en Latinoamérica.

Simón Borrero, Sebastián Mejía y Felipe Villamarín comenzaron su camino desde diferentes trincheras, todas encaminadas en áreas de negocio estrechamente relacionadas con el emprendimiento.

Antes de Rappi, Simón Borrero fundó Imaginamos en 2007, una plataforma que a la fecha ha ayudado a más de 5 mil proyectos de emprendimiento a nivel internacional dentro de la industria digital, brindando asesoría en el desarrollo de apps y plataformas de e-commerce, hasta estrategias para incrementar la proyección de comunicación de diferentes productos y servicios.

Felipe Villamarín, se unió al equipo de Imaginamos años después con la idea de promover metodologías innovadoras para impactar e incrementar la competitividad de los nuevos jugadores del sector empresarial.

En ese lapso, Sebastián Mejía se desempeñaba como especialista en el sector financiero y desarrollos de negocios. Tras varios años de especialización en puestos directivos, así como de analista y consultor de management, inversión y otros servicios financieros en Nueva York, su expertise fue el match perfecto para unirse a la dupla de emprendedores con un proyecto que se convirtió en la antesala de Rappi: Grability.

Esta plataforma para comprar a través de dispositivos móviles y que hoy es estándar para marcas en España, Chile, Inglaterra, India, Turquía y México, surgió con el objetivo de redefinir el futuro en línea del sector retail. Rápidamente, los tres cofundadores conectaron con una amplia red de emprendedores en la región (integradas con aliados estratégicos como Endeavor) y levantaron el interés de fondos de inversión internacionales, como Y Combinator, expandiendo las posibilidades de innovación de sus proyectos. El éxito de la plataforma pronto desencadenó más ideas entre los tres emprendedores y decidieron crear un spin-off en 2015: Rappi.

Hoy, la startup se ha convertido en uno de los emprendimientos más valiosos de Latinoamérica al convertirse en una startup unicornio (valuada en más de mil millones de dólares), dejando en claro que el ingenio y el desarrollo de estas empresas son una apuesta a largo plazo capaz de convertir buenas ideas en soluciones innovadoras para toda una región.

Related Post