Invertir en #oro

225 0
Probablemente hayas escuchado a algún familiar, amigo o conocido, decir que comprar oro representa una forma segura de resguardar el dinero, porque cada día vale más y por ello tu dinero conserva su valor con el paso del tiempo. Pero además, el oro ha sido usado desde tiempos lejanos como un metal que representa estatus porque con él se elaboran joyas, ya que es un material que no se corroe y mantiene su calidad por un tiempo prolongado.
Otro punto que vuelve atractivo al oro es que se trata de un metal fácilmente comerciable en el mundo entre divisas como el dólar, euro, pesos, etc., y gracias a esto los gobiernos y los bancos centrales de los países buscan tener reservas de este metal precioso para usarlo como un medio de ahorro que, en momentos de crisis, les permite obtener liquidez para generar estabilidad al vender parte de esos recursos a otros países.
Por otro lado, también los bancos comerciales, los fondos de inversión privados y los operadores de bolsa están pendientes de lo que sucede en el mundo, e invierten en los activos que pueden generar buenos rendimientos; algunos suelen tener un riesgo mayor que otros y, cuando llega a haber indicios de crisis económicas, deciden vender esos activos para resguardar su dinero en oro.
El impacto del oro desde que inició la pandemia
Antes de que en marzo de 2020 se volviera incontrolable el virus COVID-19, los precios del oro oscilaban entre los mil 450 USD en agosto de 2019, y mil 610 USD a principio de enero de 2020, lo que representó un incremento de 160 USD o del 10 por ciento de su valor. Esto sucedió porque el gobierno estadounidense, liderado por Donald Trump, tenía una serie de conflictos comerciales con China, lo cual provocaba la idea de una posible crisis próxima, y muchos inversionistas aprovechaban estos movimientos para hacer crecer sus carteras.
Unos meses después, el 23 de marzo, se dio la alerta de contingencia global por coronavirus y en ese momento los precios del oro, que habían estado bajando hasta los  mil 454 USD, repuntaron, y en cuestión de cinco semanas el metal precioso empezó a llegar a precios no vistos desde 2011, cuando alcanzó los dos mil 63 USD por onza haciendo que muchos inversionistas acudieran al oro para proteger sus carteras e inversiones.
Posteriormente, el 20 de enero de 2021 EE. UU. cambió de mandato y Joe Biden entró a dirigir al país, siendo ligeramente más cauteloso en el tema comercial con China lo que generó cierta calma en los movimientos del oro, a pesar de que la pandemia ya había causado estragos.
Así, el oro alcanzó su máximo histórico en agosto de 2021, cuando llegó a cotizar a dos mil 74 USD por onza y a partir de ese momento, con el avance de las campañas de vacunación y las decisiones que tomaron los gobiernos para recuperarse del fuerte golpe que ocasionó detener la economía por algunos meses, el oro comenzó a descender hasta en 17 por ciento de su nuevo valor, ya que el optimismo debido a la recuperación económica comenzó a mostrarse, provocando que los inversores vendieran parte del oro que habían adquirido.
Cómo se negocia el oro
El oro se negocia en los cinco continentes, las 24 horas, en efectivo, en derivados como contratos a futuro y opciones, y el propio metal físico. Estas tres categorías cubren los tipos de demanda que hay de oro, desde las compras que hacen las instituciones financieras en el mercado extrabursátil de Londres, o la negociación de futuros en Nueva York, o bien las compras físicas de mayoreo en Shanghai.
Mundialmente, el mercado de oro negocia una media de 200 mil millones de dólares al día, pero cuando hay sucesos de impacto mundial el volumen puede ser mucho mayor. Para decirlo en números, cerca del 60 por ciento del volumen de operaciones se realiza en Londres, 30 por ciento en futuros de Nueva York, siete por ciento en Futuros de Shanghai, dos por ciento en ETF´s de oro, y el uno por ciento en joyería, lingotes y monedas físicas.
Además de ser negociado en estas instituciones, los movimientos en los precios del oro pueden aprovecharse por cualquier persona, haciendo trading con productos como CFD´s, y esto permite que las carteras de inversionistas pequeños puedan obtener beneficios en menor escala y sin la necesidad de disponer de grandes capitales.
Porqué hacer trading de oro con CFD´s
Hoy, gracias al avance de la tecnología, no es necesario acudir con algún banco institucional o comercial para poder operar oro, ya que existen instituciones financieras de corretaje, conocidos como brókers, que te permiten participar en los mercados financieros.
Es el caso de ATFX, uno de los más grandes a nivel global, que ofrece la oportunidad de que cualquier persona pueda abrir una cuenta y formar parte de los movimientos diarios del oro sin tener que comprar contratos de oro, o el mismo metal físico, es decir: operando un CFD, el cual es un contrato por diferencia de precio que facilita el acceso a instrumentos de inversión como el oro, la plata, el petróleo y cientos de instrumentos más.
Además, si consideras que todavía no tienes la experiencia para hacerlo solo, puedes acceder a cuentas de demostración, webinarios educativos semanales, curso para aprender a operar y más herramientas que te ayudarán a comenzar en el mundo de las inversiones.

Related Post