La Copa Mundial de Fútbol, de fiesta de unos cuantos a alegría del mundo entero #Tecnologia

259 0

La Primera Copa Mundial de Fútbol se disputó en Uruguay en 1930 y logró reunir apenas a 13 países que superaron una larga serie de obstáculos —administrativos, políticos, económicos y logísticos— para llegar a este pequeño país sudamericano. Con 13 valientes que hicieron historia comenzó un fenómeno que no ha parado de crecer y evolucionar hasta convertirse en el evento deportivo más visto en todo el mundo, superando incluso al exitoso Super Bowl. Pero, ¿cómo ha llegado hasta aquí? Si bien no todo ha sido miel sobre hojuelas, el éxito de la Copa Mundial tiene  mucho que ver con la tarea que han realizado las transmisoras de televisión para difundir los encuentros y en los últimos años, con las transmisiones en línea que contribuyen a aumentar el alcance.

El fútbol fue el deporte que abrió las puertas al negocio de la televisión deportiva pues es una actividad que puede garantizar un beneficio económico constante a las enormes inversiones de sus patrocinadores.

“Hace 20 años que participo en la transmisión en vivo de eventos deportivos, y nunca antes habíamos experimentado tantas posibilidades, tanto desde el negocio, como de las herramientas técnicas al alcance, y especialmente, desde el punto de vista del
espectador. Bienvenida la tecnología al deporte”, dijo Patricio Cummins —vicepresidente de Ooyala para la región Asia-Pacífico y Japón (APJ)—.

La influencia de la tecnología en las transmisiones deportivas se reflejó en la popularidad que alcanzó la Copa Mundial de Fútbol llevada a cabo en Brasil en 2014, pues el partido en el que se disputó la final alcanzó una audiencia televisiva de mil millones de personas, la cifra total del torneo llegó a los tres mil doscientos millones de aficionados.

Placer de unos cuantos
El fútbol ha transitado un largo camino para llegar a los niveles de audiencia que goza en la actualidad. En 1954, la Copa Mundial de Fútbol celebrada en Suiza fue el primer evento futbolístico significante transmitido en Europa y todavía la prensa no estaba involucrada en las transmisiones ni en la difusión de los partidos. Para la década de los 50, ya había una trabajo más elaborado por parte de los clubes europeos y la UEFA. Dos factores impulsaron el éxito de forma definitiva: el legendario partido entre el Real Madrid y el Eintracht Frankfurt —disputado en Glasgow en 1960— en el que el equipo merengue derrotó 7 a 3 a los alemanes; aunado a la producción y venta de televisores mucho más baratos, factor que permitió a los aficionados acceder a ellos.

Un año antes, el Real Madrid y el Barcelona protagonizaron el primer clásico televisado; fenómeno que provocó que en la ciudad de Barcelona se agotaran los televisores unos días antes del partido. Por primera vez, un millón de espectadores se sentaron frente a la
televisión a ver un partido de fútbol.

Related Post