La evolución del #e-commerce

101 0

Human Connections Media nos informa sobre cómo la evolución de la compra digital ha supuesto un gran cambio en el comportamiento del consumidor y todavía mayor en la logística de la distribución. Este nuevo comportamiento potencia nuevas tendencias y entre ellas la inmediatez se consolida como la más relevante. Por delante de precio, marca o calidad, el tiempo de entrega es el máximo driver sobre el que trabajan las principales compañías del mercado. Esto radica principalmente en el apropiarse de una fuerte ventaja competitiva y diferenciarse de la competencia. Este modelo de distribución rápida y ágil se denomina quick commerce o q-commerce; una tendencia en auge donde ya no se busca la rapidez, sino conseguir una entrega ultrarápida, que no pase los 60 minutos.

El q-commerce es el resultado de la evolución natural del comercio electrónico. En todo el mundo, los estilos de vida están cambiando y, en consecuencia, también el comportamiento de los clientes: la velocidad y la comodidad se han vuelto más importantes que nunca y han pasado de ser un lujo a convertirse en una necesidad a la que los usuarios no están dispuestos a renunciar.” afirma Enerico Campochiaro, COO de Human Connections Media para Latam.

En la actualidad, se dan dos maneras de desarrollar el quick commerce: activar las tiendas de proximidad o desarrollar dark stores. Human Connections Media declara que entre las primeras está Amazon que empezó 100% online, pero ahora compra retailers. Es decir, se trata de colocar online el inventario de las tiendas más próximas para posibilitar entregas ultrarápidas. En cambio las dark stores o supermercados fantasmas son la versión puramente online de una tienda con locales que no se encuentran abiertos al público y que sirven para activar de forma rápida el inventario que los clientes deseen. Sucedió lo mismo con el boom de los restaurantes, donde solo existen las cocinas para preparar los pedidos a domicilio y ahora con el delivery en la compra de productos de conveniencia. Una tercera modalidad son los q-commerce que más que una tienda son proveedores de servicio, es decir, realizan la compra y la entregan, cobrando más por la propia gestión que por el producto en sí.

Related Post