La fuerza laboral de 7.1 millones de personas que las empresas dejan pasar #Negocios

133 0

La cultura laboral de la mayoría de las empresas en México no contempla la contratación de personas con alguna discapacidad, con lo que se descarta a 7.1 millones de personas en el país con esta condición.

De cada 10 habitantes mayores de 15 años con algún tipo de discapacidad, tan solo 4 pertenecen a la Población Económicamente Activa (PEA), según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI).

“Las empreas se están perdiendo la oportunidad de hacer el bien social y moral, así como de impactar de manera positiva el desarrollo y crecimiento de su negocio. Sea cual sea el grupo ‘vulnerable’ que tengan en su programa de Diversidad, lo más importante es hacer consciencia de cómo los sesgos y prejuicios limitan nuestra perspectiva y habilidad para ver el potencial de este talento así como la importancia de diseñar un proceso de reclutamiento accesible e incluyente  para todos”, enfatizó Gina Badenoch, Fundadora de Capaxia, consultora mexicana comprometida con la inclusión laboral.

Aún para las personas con discapacidad que cuentan con un empleo, su situación contractual es endeble. Sólo el 25% cuenta con contrato laboral, en tanto que el 27% tiene prestaciones médicas.

Según el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), las personas pueden llegar a ganar hasta 151% más que las personas con discapacidad, dependiendo del tipo de discapacidad del que se trate.

“Si bien considero que hay avances, puesto que cada vez hay más empresas que están empleando o considerando emplear a personas con discapacidad, también creo en la necesidad diseñar un espacio y cultura laboral, que sea incluyente para todos; y por ende, las personas con discapacidad, podrán desempeñarse igual que el resto del personal contando con las herramientas correctas, ya que es importante recordar, la identidad de la persona con discapacidad, no es su discapacidad, esta es solo una característica”, agregó Badenoch.

A nivel mundial, se estima que más de mil millones de personas viven con algún tipo de discapacidad, lo que representa cerca del 15% de la población mundial. La Organización Mundial de la Salud advierte que esa cifra va en aumento.

En México, el derecho al trabajo forma parte de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Adicionalmente, está incluida en la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de Naciones Unidas, que compromete a las naciones a construir instrumentos normativos de inclusión laboral.

Uno de los incentivos que se ofrecen a las empresas para fomentar la contratación de personas con discapacidad, es en materia fiscal. El artículo 186 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) establece deducción del 100% del ISR retenido a empleados con discapacidad motriz.

También hay diversos porcentajes de deducciones, dependiendo la discapacidad que presenta la persona contratada. En caso de construir instalaciones que mejoren los espacios para discapacitados, se pueden deducir en un 100%.

“Considero que el contar ya con algunos incentivos fiscales es un avance. Pienso que hay mucho más que se puede hacer para apoyar la capacitación del talento con discapacidad, mismo que ha tenido un rezago social y cultural. Deberían haber más incentivos fiscales para la capacitación de talento enfocado en la habilidad y potencial, no en la limitante, que luego pueda incluirse laboralmente”, afirmó la fundadora de Capaxia.

La inclusión laboral y las ventajas que representa para las empresas que se vuelven incluyentes, son temas que impulsa Capaxia, mismos que llevó al pasado Foro Económico Mundial Davos 2019.

“En Capaxia, brindamos las herramientas e información para desarrollar y crear una cultura incluyente y diversa. Lo que nosotros buscamos es invitar a la sociedad a reimaginar el talento con potencial, más allá de las etiquetas, las clases sociales e industrias”, reiteró Gina Badenoch.

Related Post