La guía para transformar tu 2021 mediante un #FODA personal

206 0

Llegó ese momento del año en que nos ponemos a reflexionar sobre nuestros logros, lo que deseamos para nosotros mismos y qué metas nos propondremos para continuar nuestro crecimiento y transformación tanto personal como profesional.

Natasha Murulanda, psicóloga organizacional experta en desarrollo humano y profesora del curso Liderazgo transformacional de Crehana —la comunidad de aprendizaje en línea con más de 3 millones de estudiantes—, nos da la pauta para desarrollar nuestro propio FODA e identificar cómo podemos crecer en diferentes aspectos de nuestra vida.

“El análisis FODA es una técnica que no solo se aplica en las empresas u organizaciones, sino que también sirve para analizar las fortalezas y los puntos a trabajar de cualquier persona. Esto te permitirá conocer también cuáles son tus riesgos (amenazas) y oportunidades de crecimiento. Mediante el análisis de las diferentes variables podrás establecer cuáles son los posibles caminos para continuar tu transformación personal y alcanzar tus objetivos,” nos indica Natasha.

Para desarrollar un FODA necesitarás ser muy honesto contigo mismo y seguir estos pasos:

1. Pregúntate, ¿qué pretendes lograr con este análisis?

Es importante que pienses qué es lo deseas lograr para poder encontrar el rumbo correcto para alcanzar tus metas: ¿quieres un nuevo trabajo?, ¿buscas tu desarrollo personal? Para lograrlo deberás verte a ti mismo como un amigo o alguien externo y ser lo más imparcial posible, practica tu pensamiento crítico. No te limites solo al área profesional, también los pasatiempos y aspectos de tu personalidad pueden formar parte del FODA.

2. Descubre tus fortalezas

Es momento de hacer a un lado la modestia y responder las siguientes preguntas orientativas con sinceridad:

  • ¿Qué haces mejor que los demás?
  • ¿De cuál de tus logros estás más orgulloso?
  • ¿Cuáles son tus habilidades competitivas?
  • ¿Cuáles son tus talentos?
  • ¿Qué ventajas tienes que otros no tienen (certificaciones, educación, etc.)?
  • ¿Cuáles son tus valores?
  • ¿Qué dirían tu jefe y compañeros de trabajo acerca de tus puntos fuertes?
  • ¿Qué actividades te resultan más gratificantes al realizarlas?

3. Tus debilidades, motivos para estar en mejora continua. 

En esta etapa trata de examinar cuáles son las áreas que puedes reforzar. Procura ser gentil contigo mismo, sin olvidar que estás buscando una oportunidad para ser una mejor versión de ti.

  • ¿En qué fallas más que los demás?
  • ¿Qué actitudes o comportamientos te impiden alcanzar tus objetivos?
  • ¿Cuáles son tus hábitos negativos a nivel personal y profesional?
  • ¿Cuáles dirían tu jefe o tus compañeros de trabajo que son tus debilidades?
  • ¿Te faltan capacitaciones o estudios?
  • ¿Qué otros rasgos puedes mejorar para ser más eficiente?
  • ¿Qué actividades te cuesta hacer o las consideras aburridas?
  • ¿Sobre qué sueles quejarte?
  • ¿Qué tareas sueles evitar porque no te sientes seguro al realizarlas?

4. Revisa las oportunidades para crecer

Para identificar las oportunidades, observa los factores externos que puedes aprovechar para obtener un ascenso, encontrar un nuevo trabajo, construir tu propio emprendimiento o trabajar aspectos de ti mismo que pueden llevarte al éxito. Para ello, pregúntate:

  • ¿Qué nuevas puertas se pueden abrir según tus fortalezas?
  • ¿Con qué medios externos cuentas para alcanzar tus objetivos?
  • ¿Qué puedes aportar en un determinado sector?
  • ¿Cómo te pueden ayudar las nuevas tecnologías?
  • ¿Cómo podría ayudarte tu red de contactos?
  • ¿Hay cambios significativos en la industria que puedas aprovechar?
  • ¿Qué tendencias ves en la industria que puedas aprovechar?
  • ¿Existe alguna necesidad en tu empresa que nadie está satisfaciendo?

5. Identifica las amenazas que existen para lograr tus objetivos

Existen factores o circunstancias fuera de ti que podrían afectar tus posibilidades para alcanzar tus metas. Considera esto para que puedas encontrar un plan de acción para enfrentar lo que se pueda presentar.

  • ¿Quién es tu competencia?
  • ¿Qué obstáculos enfrentas actualmente?
  • ¿Hay alguna variable externa que te impida o dificulte cumplir tus objetivos?
  • ¿Qué riesgos pueden existir según tu desempeño actual?
  • ¿Las nuevas tecnologías o algunas certificaciones retrasan tu progreso?
  • ¿Cuál es el mayor peligro externo para el cumplimiento de tus objetivos?

6. ¡Evalúa tus resultados!

Es importante que compartas con amigos o gente de confianza tu análisis para que te den una retroalimentación y no se te pase ningún detalle. Una vez hecho esto, para evaluar tus resultados puedes utilizar dos métodos: el primero es emparejar, es decir, conectar dos categorías para determinar un curso de acción. Por ejemplo, hacer coincidir las fortalezas con las oportunidades y las debilidades con las amenazas para saber qué área debes trabajar o qué situaciones debes evitar.

El segundo camino es convertir lo negativo en positivo y transformar tus debilidades en fortalezas o las amenazas en oportunidades.

Con esta evaluación personal, Natasha asegura que te será mucho más fácil identificar qué debes transformar, para que este 2021 se convierta en el año en que alcanzaste esa meta que no habías podido lograr antes.

Related Post