La investigación global del Workforce Institute de UKG explora por qué la confianza es difícil de encontrar en el #trabajo

162 0

Mientras el mundo se prepara para cerrar el libro sobre los acontecimientos sin precedentes de 2020 y se comienza a mirar hacia el futuro en 2021 con una esperanza renovada y optimismo, una investigación global recientemente publicada por El Workforce Institute de UKG explora la importancia de elevar la confianza a un imperativo fundamental para crear culturas de alto rendimiento en el lugar de trabajo que sirvan mejor a los clientes y a sus comunidades.

La confianza en el lugar de trabajo moderno” se basa en una encuesta mundial de casi 4,000 empleados y líderes empresariales en 11 países1. Encargado por Workforce Institute de UKG y realizado por Workplace Intelligence, el informe examina el estado actual de la confianza —especialmente entre empleados y líderes — y las oportunidades que las organizaciones pueden crear al convertir la confianza en un elemento fundamental de su experiencia como empleados.

Repensando el paradigma: La confianza debe darse, no ganarse
Según la investigación, la mayoría de los empleados y líderes empresariales —el 63%-—piensa que hay que ganarse la confianza en el trabajo. Entre los líderes de nivel ejecutivo, casi tres cuartas partes (72%) creen que depende del empleado el ganarse la confianza. Sólo un tercio (37%) de los empleados y líderes empresariales creen que la confianza debe ser asumida.

“La confianza debe cultivarse constantemente y cuando la posición predeterminada de la organización es asumir la confianza y buenas intenciones, pueden reimaginar los procesos y políticas adecuadas para centrarse en impulsar el rendimiento a través de una experiencia de empleado verdaderamente moderna”, dijo el Dr. Chris Mullen, Ph.D., SPHR, SHRM-SCP, director ejecutivo del Workforce Institute del UKG.

La creencia de que hay que ganarse la confianza es más frecuente en la India (90%), Estados Unidos (68%), Reino Unido (67%), Australia y Nueva Zelanda (64%), Canadá (64%) y Francia (64%). Comparativamente, los empleados y líderes de negocios en México (63%) son más propensos a asumir la confianza desde el primer día que cualquier otro país del mundo.

Los tiempos de crisis son oportunidades para construir la confianza
Más de la mitad de los empleados y líderes empresariales (52%) dicen que la confianza es mayor en su organización hoy que antes de la pandemia. La confianza en el lugar de trabajo mejoró más en la India (67%), México (56%), Estados Unidos (53%), el Reino Unido (52%) y Australia y Nueva Zelanda (50%).

El COVID-19 obligó a las organizaciones a replantearse modelos operativos completos prácticamente de la noche a la mañana, incluyendo la propagación del trabajo a distancia. Mientras que el 55% piensa que es más fácil confiar en los colegas en un lugar de trabajo físico que en los que trabajan virtualmente, casi dos tercios (61%) dicen que la pandemia ha reformado positivamente las percepciones sobre los arreglos de trabajo flexible y remoto.

“El trabajo desde cualquier lugar y en cualquier momento está aquí para quedarse, pero eso no significa que el lugar de trabajo físico tradicional esté muerto, especialmente con decenas de millones de trabajadores de primera línea que deben estar presentes para hacer su trabajo”, dijo Dan Schawbel, socio gerente de Workplace Intelligence. “Las organizaciones tendrán que considerar cuidadosamente cómo fomentar las relaciones entre los empleados que trabajan en el lugar y los que trabajan a distancia para crear un modelo híbrido deliberado que ayude a todos a alcanzar su máximo potencial de rendimiento, y la confianza es fundamental para que funcione”.

La confianza impulsa el compromiso de los empleados y el rendimiento empresarial
Cuando los empleados sienten que les falta confianza en sus relaciones en el lugar de trabajo, ya sea con sus compañeros de trabajo, su gerente o en los procesos que definen su trabajo diario, esto tiene muchas consecuencias negativas.

Casi dos tercios (64%) de los empleados dicen que la confianza tiene un impacto directo en su sentido de pertenencia en el trabajo, incluyendo 4 de cada 5 empleados en la India (79%) y dos tercios de los empleados en Estados Unidos (68%), Canadá (65%) y México (63%).

  • Los empleados que no sienten que sus directores confían en ellos son menos productivos: Dos tercios (68%) dicen que la percepción de baja confianza perjudica su esfuerzo diario.
  • Más de la mitad (58%) de los empleados dicen que la falta de confianza afecta a sus elecciones de carrera, incluyendo casi una cuarta parte (24%) que dejaron una empresa porque no se sentían con la confianza (de sus empleadores).
  • La mitad de los empleados encuestados a nivel mundial (55%) sienten que la falta de confianza afecta su salud mental.
  • La falta de confianza incluso perjudica a las reservas de talento: Uno de cada 5 empleados (22%) no refirió activamente a un amigo, familiar o ex-colega a un puesto abierto porque no confiaba en su empresa.

La confianza va en ambos sentidos
Si bien la investigación muestra que es difícil para las organizaciones suponer la confianza en sus empleados, muchos empleados dudan igualmente en confiar en su empleador. De hecho, el 38% no confía en que su organización ponga los intereses de los empleados por delante de las ganancias.
¿Dónde pueden las organizaciones optimizar los procesos o proporcionar más transparencia para mejorar la confianza?
  • Equidad: El 32% no confía en la igualdad de normas para el pago y los ascensos.
  • Diversidad: el 29% no confía en que su empleador cree un lugar de trabajo diverso e inclusivo.
  • Programación: el 27% no confía en que se programen de forma justa.
  • Seguridad: el 25% no confía en que su empleador cree un lugar de trabajo seguro.
  • Nómina: El 24% no confía en que se les pague con exactitud cada periodo de pago.

Signos de que la confianza en el lugar de trabajo está creciendo
Un cuarto de los empleados a nivel mundial (25%) dice que se confía en ellos para intercambiar turnos con otro empleado sin la aprobación del gerente y un tercio (33%) se confía en ellos para seleccionar su tiempo libre sin la aprobación del gerente.

“La confianza puede tardar años en desarrollarse, pero se marchitará rápidamente si no es una prioridad genuina”, dijo el Dr. Mullen. “Las organizaciones que prestan atención específica a la confianza —asumiendo, modelando y englobándola en sus procesos y políticas— tendrán una ventaja vital en la competencia global para reclutar y retener al mejor talento”.

Related Post