La #tecnología será parte de la estrategia de negocios durante 2021

149 0

El 2020 nos sorprendió con el avance de una pandemia global que puso freno a las principales actividades económicas en el país, no obstante, el año también ha destacado por representar un salto tecnológico en las organizaciones, mismas que establecieron como prioridad la continuidad de sus operaciones apoyándose en la tecnología, acelerando una transformación digital que se veía ralentizada por diversos factores.

“Las empresas tuvieron que hacer uso de su adaptabilidad para reaccionar ante la nueva normalidad, encontrando alternativas que permitieran realizar un trabajo remoto, a pesar de ello, la falta de un plan de contingencia mermó la capacidad de respuesta en todos los sectores. Esta situación nos ha dejado un aprendizaje que pondremos en práctica durante 2021, puesto que seguiremos afrontando parte de los mismos retos vividos el año anterior”, opina Alejandro Sánchez, director general de CyberPower Systems México, empresa líder en el diseño y fabricación de soluciones de energía.

Las tendencias tecnológicas

Ante las condiciones cambiantes en los mercados, las tecnologías de la información han otorgado flexibilidad operativa y resiliencia empresarial, es por ese motivo que su adopción en todas las áreas de las organizaciones formará parte de la estrategia de negocios de las empresas durante este año, especialmente, ante el impacto económico esperado por una nueva ola de contagios de COVID-19.

De manera general, la continuidad de negocios y la transformación digital englobaron las prioridades de las empresas en 2020, no obstante, veremos un desplazamiento hacia la cobertura de tendencias específicas, como una mayor integración de servicios informáticos en la nube, que son la base de construcción y desarrollo de otros servicios propios del negocio.

Asimismo, ocurrirá un crecimiento exponencial de servicios basados en Inteligencia Artificial, reforzando el valor de la experiencia de los clientes en las plataformas de e-commerce, un servicio que creció 40% en México desde el inicio de la pandemia, según lo reporta la consultora IDC.

De igual forma, la llegada de la red 5G a nuestro país y el creciente mercado de dispositivos IoT (Internet of Things) impulsarán el desarrollo de mayor número de soluciones Edge Computing en las empresas, debido a que se requerirá de una disminución de la latencia en los tiempos de respuesta para soportar aplicaciones y servicios de manera ininterrumpida.

“Todos estos servicios y aplicaciones requerirán de infraestructura de cómputo, almacenamiento y telecomunicaciones, mismas que dependen completamente de un suministro estable de energía. Todo lo que conlleve al crecimiento tecnológico implicará un mayor uso de infraestructura y, por consecuencia, de soluciones que protejan y garanticen toda la alimentación eléctrica alrededor de los ecosistemas tecnológicos”, comenta Alejandro.

Garantizar la continuidad

Recientemente, 10.5 millones de mexicanos sufrieron un corte en el servicio eléctrico que se extendió por más de una hora. Este suceso afectó al 26% de los usuarios que son abastecidos por la Comisión Federal de Electricidad.

Consultada por especialistas, la Comisión declaró que no existe una estimación sobre el costo económico que este apagón representó, a pesar de ello, la firma de investigación y consultoría ITIC, indica que, para el 98% de las organizaciones, una hora de tiempo de inactividad cuesta más de $100,000 dólares.

La operación ininterrumpida de los servicios informáticos será un elemento crucial dentro de los planes de continuidad de negocio. Es de suma importancia contar con plan de contingencia de protección de energía que permita blindar la continuidad de los servicios y sumarse a las tendencias tecnológicas que acelerarán este año. El uso de una fuente de energía ininterrumpida (UPS) garantiza el suministro de energía y la protección contra fluctuaciones en el voltaje y el ruido eléctrico.

“En los centros de datos, la incorporación de unidades de distribución de energía (PDU) monitoreables hacia todos los equipos al interior del sitio, aunado a la inclusión de tarjetas de red en la gestión de los sistemas UPS de misión crítica y la integración de una plataforma de software de administración de la infraestructura eléctrica, permitirán monitorear de manera remota la energización de los equipos, programando también mantenimientos periódicos, lo que garantizará la integridad de todos los sistemas productivos. Tomar las medidas adecuadas en este momento asegurará la continuidad de la operación de las compañías en un futuro”, concluyó Alejandro Sánchez.

La administración remota de la energía se reafirma como la solución idónea para la consolidación y fortalecimiento de la continuidad de operaciones en medio de una economía cada vez más digitalizada y una sociedad hiperconectada, donde los conceptos de trabajo y educación a distancia forman parte de la nueva normalidad.

Related Post