Laboratorios de especialidades inmunológicas (lei) mitos y realidades de las #vacunas en méxico

158 0

Para comprender cómo funcionan las vacunas COVID-19, es útil observar primero cómo nuestros cuerpos luchan contra las enfermedades. Cuando los gérmenes, como el virus que causa COVID-19, invaden nuestros cuerpos, atacan y se multiplican. Esta invasión, llamada infección, es lo que causa la enfermedad. Nuestro sistema inmunológico utiliza varias herramientas para combatir las infecciones. La sangre contiene glóbulos rojos, que transportan oxígeno a los tejidos y órganos, y glóbulos blancos o inmunitarios, que combaten las infecciones.

De acuerdo con los Laboratorios de Especialidades Inmunológicas (LEI), la primera vez que una persona se infecta con el virus que causa COVID-19, su cuerpo puede tardar varios días o semanas en fabricar y utilizar todas las herramientas necesarias para combatir los gérmenes para superar la infección. Después de la infección, el sistema inmunológico de la persona recuerda lo que aprendió sobre cómo proteger al cuerpo contra esa enfermedad.

Los diferentes tipos de vacunas funcionan de diferentes maneras para ofrecer protección. Pero con todos los tipos de vacunas, el cuerpo se queda con un suministro de linfocitos T de “memoria” y linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus en el futuro.

Principales tipos de vacunas

Vacunas ARNm Vacunas de vector viral
Contienen material del virus que causa COVID-19 que le da a nuestras células instrucciones sobre cómo producir una proteína inofensiva que es exclusiva del virus. Una vez que nuestras células hacen copias de la proteína, destruyen el material genético de la vacuna. Nuestros cuerpos reconocen que la proteína no debería estar allí y construyen linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir el virus que causa COVID-19 si nos infectamos en el futuro.

 

Las vacunas de vector viral contienen una versión modificada de un virus diferente al que causa COVID-19. Dentro del caparazón del virus modificado, hay material del virus que causa COVID-19. A esto se le llama “vector viral”. Una vez que el vector viral está dentro de nuestras células, el material genético les da instrucciones a las células para producir una proteína que es exclusiva del virus que causa COVID-19. Con estas instrucciones, nuestras células hacen copias de la proteína. Esto impulsa a nuestros cuerpos a construir linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus si nos infectamos en el futuro
Vacunas de este tipo: Pfizer, Moderna Vacunas de este tipo: Johnson & Johnson’s, Sputnik, AstraZeneca.

 

Ventajas: El grado de efectividad de las vacunas de ARN-m está en más del 90% y apenas dan efectos secundarios.

 

Desventajas:

Las de ARN-m son más caras y necesitan conservarse en congeladores especiales, pues el ARN es muy frágil: entre -70 y -20 grados.

Ventajas: Son mucho más baratas y fáciles de transportar. Se pueden almacenar en neveras convencionales a 4 grados.

 

Desventajas: Las vacunas de adenovirus tienen una efectividad del 70% y uno de cada diez vacunados tiene algunas molestias leves (dolor de cabeza, fiebre) las primeras 48 horas.

Vacunas contra la Variante Delta

Pfizer El Departamento de Salud Pública de Inglaterra  ha anunciado que la vacuna estadounidense tiene una efectividad en torno al 88 % frente la variante Delta.
Moderna Produjo grados de neutralización contra todas las variantes analizadas, incluyendo versiones adicionales de la variante beta, kappa, delta,
Johnson La compañía Johnson & Johnson indicó el jueves 1 de julio que las pruebas de laboratorio de su vacuna de dosis única contra el coronavirus sugieren que brinda protección contra la variante delta.
Sputnik V El Dr. Elmer Huerta, especialista médico de CNN, recordó que esta semana Denis Logunov, subdirector del Instituto Gamaleya de Rusia, dijo que la vacuna Sputnik V tiene una efectividad de alrededor del 90% contra la variante delta.

De acuerdo con el M. en C. Israel Aguilar Carmona, Gerente Comercial de Laboratorios LEI. “Ante tal contexto sobre las vacunas es importante tener claro que éstas constituyen avances científicos plenamente probados y con los cuales se está logrando que la población a nivel mundial pueda ir alcanzando un grado de inmunidad contra el Covid y asi vencer la enfermedad, por lo cual es importante aclarar que ponerse una vacuna es algo que sin duda aportará a la salud de cada persona.

Con base en este contexto es importante abordar los mitos y realidades que se han dado sobre las diferentes vacunas ya que en la medida que estemos mejor informados tendremos

Mitos contra las vacunas de COVID-19

  1. ¿Vacunarse contra el COVID-19 puede magnetizarlo?

No. Recibir una vacuna COVID-19 no lo hará magnético, incluso en el lugar de la vacunación, que generalmente es su brazo. Las vacunas contra el COVID-19 no contienen ingredientes que puedan producir un campo electromagnético en la zona de la inyección. Todas las vacunas COVID-19 están libres de metales.

  1. ¿Las vacunas vs COVID modifican mi ADN?

No. Las vacunas contra el COVID-19 no modifican ni interactúan con su ADN de ningún modo. Tanto las vacunas ARNm como las de vectores virales contra el COVID-19 les dan instrucciones (material genético) a nuestras células para que comiencen a generar protección contra el virus que causa el COVID-19. Sin embargo, el material nunca ingresa al núcleo de la célula, que es donde se encuentra nuestro ADN.

  1. ¿Vacunarme contra el COVID-19 hará que obtenga un resultado positivo en la prueba viral de detección del COVID-19?

Si su organismo genera una respuesta inmunitaria a la vacunación, que es el objetivo, podría dar positivo en algunas pruebas de anticuerpos. Las pruebas de anticuerpos indican que tuvo una infección previa y que podría tener algún nivel de protección contra el virus.

Related Post