Las empresas y universidades mejoran sus ingresos con #Insigniasdigitales

285 0

Por Sebastián Gómez, Marketing and Growth Lead de Acreditta

Desde el año pasado, la pandemia nos obligó a saltar 15 años en el tiempo con la virtualidad. Ahora, las universidades y empresas se han tomado más en serio las nuevas tecnologías para mejorar sus ingresos. Las insignias digitales son el mejor ejemplo de ello.

En prácticamente cualquier actividad en la que se deba acreditar un avance, se acostumbra entregar reconocimientos que respaldan el grado alcanzado y cuál es la competencia o especialidad que se está avalando. Se otorgan desde medallas hasta diplomas impresos, y ya sea que los adjudiquen las organizaciones pertenecientes al ámbito académico formal, instituciones, cámaras, asociaciones de profesionales o de cualquier tipo que agrupen a personas con propósitos similares.

Desde hace algún tiempo, con la digitalización de diversos procesos, ha surgido un cambio en la entrega de reconocimientos, y que ahora se basa en la entrega de insignias digitales. Ellas cumplen la misma función que las certificaciones y reconocimientos tradicionales, pero están modificando la forma y los procesos bajo los cuales se certifica un logro y que, desde luego, encuentra aplicación tanto en el entorno en línea, como fuera de línea. Cumplen la misma función, y mucho más.

Las insignias digitales también están sujetas a las especificaciones que decida la organización otorgante, que define de antemano los requisitos de rendimiento y los resultados esperados. Ellas permiten, debido a su composición y formato, ser verificadas o confirmadas en línea y en tiempo real.

Más allá de representar un atractivo por su novedad, formato, y diseño, además de su propia tecnología, las insignias digitales ofrecen ventajas con relación a los artículos tradicionalmente usados para certificar logros alcanzados. Por ejemplo, a comparación de los diplomas o títulos impresos, reducen el tiempo y el costo que implica su emisión; la fidelidad de la información, que además por su tecnología impide que sea falsificado. También, generan valor a la persona que la recibe y la organización que lo emite, sobre todo en esta era en donde están teniendo mayor auge los procesos digitales.

Con insignias digitales, la institución gana profesionales más capacitados y competitivos que generan valor en la universidad o empresa, quienes pueden respaldar sus habilidades y conocimientos adquiridos con versatilidad y velocidad. A su vez, los estudiantes, colaboradores o miembros de una comunidad, ganarán un reconocimiento que mejora sus expectativas salariales a futuro.

La tecnología en la que se basan las insignias digitales es la Blockchain, o cadena de bloques, que contiene información codificada de una transacción en el entorno de Internet. Al estar entrelazados o encadenados dichos bloques, permiten la transferencia de datos que configuran un valor codificado de forma segura gracias al uso de la criptografía, que es una técnica de protección de datos que autentifica la identidad de los usuarios y de la información contenida. Al crearse la insignia digital con esta tecnología, el costo de generación del reconocimiento puede ser hasta tres veces menor que un tradicional diploma de papel. Además, se emite en un lapso menor, solo algunos minutos, y a diferencia de su par impreso, la digital no puede ser falsificada ya que integra un registro descentralizado de información encadenada en bloques que le otorga invulnerabilidad a los datos que contiene.

Algunas ventajas para las organizaciones, instituciones educativas y personas que usan insignias son las siguientes:
La organización/institución incrementa dos veces el número de personas registradas a los cursos que ofrecen insignias digitales, en comparación con los cursos que no ofrecen este beneficio (IBM, 2017).
La organización/institución triplica el número de personas que terminan el curso, cuando este ofrece insignias digitales (IBM, 2017).
La organización/institución mejora en un 58% su presencia en Social media (IBM, 2017). Además, quienes poseen insignias pueden compartir sus insignias y logros alcanzados en redes sociales como Linkedin. Esto les da más visibilidad para ser escogidos por los empleadores.
Está comprobado que quienes poseen insignias digitales tienen mejores expectativas salariales en el mercado laboral (Credly, 2021).
La construcción de una plataforma propia excluiría al propietario de la red global de insignias digitales verificadas y del ecosistema conformado por organizaciones innovadoras entregadas a construir el futuro laboral y de aprendizaje. Por ello, es preferible invertir en un modelo SaaS que ayude a producir la cantidad de insignias necesarias y en los tiempos requeridos.
Las empresas dedicadas a crear insignias digitales han tenido que especializarse en su entorno para permanecer en el mercado, y por ello ofrecen reconocimientos seguros, protegidos y construidos para ser longevas y fiables.
Sus plataformas están construidas para lograr escalabilidad con integraciones a través de muchos programas de software especializados, los cuales no tienen por qué ser usados por los clientes.

Este es el caso de Acreditta, una empresa que además cuenta con políticas y procedimientos que protegen la seguridad y la privacidad de sus clientes, usuarios y clientes. Asimismo, cumple con las normas de la industria y los lineamientos de las certificaciones ISO, utiliza una infraestructura de datos respaldada por Amazon Web Services.

En síntesis, no se trata de una tecnología o de un concepto que se está probando. Las insignias digitales llegaron para sustituir los modelos tradicionales de reconocimiento. Ellas son una opción para mejorar el rendimiento, en términos de dinero y tiempo, de las instituciones educativas y organizaciones que las usan. El momento de usarlas es ahora.

Related Post