Ley del #teletrabajo ¿cómo lo han implementado las empresas en México?

103 0

A medio año de la reforma a la Ley Federal del Trabajo en materia de teletrabajo, muchas empresas ya se encuentran implementándola. Con la llegada de la vacuna y del semáforo verde, empresas y colaboradores se preparan para volver a las oficinas; sin embargo, esto no aplicará para todos, el confinamiento abrió para muchas empresas la posibilidad del trabajo remoto y algunas lo integrarán permanentemente o de manera híbrida en sus operaciones.

“La forma en que trabajamos no será nunca la misma” explica Adrián Fernández, Director Comercial de Up Sí Vale, “nosotros hemos visto cómo muchas empresas han adaptado a su operación este formato. A partir de la entrada en vigor de la nueva ley hemos reportado un crecimiento exponencial en la implementación de Oficina en Casa lo que significa que más de 14 mil colaboradores han recibido o reciben estos beneficios a través de nuestros monederos electrónicos”.

Muchas empresas se siguen cuestionando cuál es la mejor manera de cumplir con la normatividad y al mismo tiempo conseguir una fórmula ganar- ganar para todos. Por ello, representantes de grandes empresas como Steren y Orbia, así como SieNetorks una PyME especializada en tecnología, nos comparten su experiencia y cómo es que han aplicado exitosamente algunos de los puntos que más han generado dudas.

Sobre los contratos

La ley de teletrabajo establece que esta modalidad debe formar parte del contrato colectivo de trabajo; sin embargo, muchas empresas que momentáneamente se han visto implementándolo por motivos del confinamiento, han tenido dudas sobre si deben incluirlo o cuál sería la mejor forma de hacerlo.

Al respecto, Zuhe Zamora, Directora de Capital Humano en Steren, comenta que, en su caso, al ser una medida emergente por la contingencia, no se aplicaron las modificaciones al contrato laboral; sin embargo, decidieron sumarlo mediante un anexo al mismo, de esta forma se reconoce esta nueva prestación y queda documentado.

Pablo Mucharraz, People Director de Orbia, afirma que la empresa creó toda una política interna que regula mediante mutuo acuerdo estos recursos, cómo y a qué personas se aplica, estableciendo por escrito que, una vez que termine la contingencia se definirá la permanencia o continuidad del teletrabajo.

En el caso de SieNetworks, Diana Arias, Gerente Administrativo declara que en su caso el acuerdo fue bajo palabra, solo por motivos de pandemia; pero como planean integrar esta opción como una prestación laboral, ya están trabajando en cómo integrarlo a su contrato.

Herramientas de trabajo

Una de las principales características de la nueva normatividad -y que ha causado mucho interés- es la que establece que las empresas deberán proveer a sus colaboradores con las herramientas de trabajo necesarias y apoyarlos con una parte proporcional para el pago de los servicios de energía e internet.

Pablo Mucharraz de Orbia, afirma que un total acierto fue escuchar las necesidades puntuales de sus empleados; “sobre todo al principio, fuimos avanzando conforme la misma gente nos iba diciendo que necesitaban. Corrimos diferentes escenarios y encontramos que la complicación más grande era hacer llegar esos recursos. Al final nos apoyamos en la opción que nos ofrecía la tecnología de las tarjetas digitales de Up Sí Vale para poder apoyar a los empleados, respetando las medidas sanitarias de forma más eficiente, rápida e incluso ecológica” declara Mucharraz.

En Steren al inicio de la pandemia dieron facilidades para que sus colaboradores pudieran ir a las oficinas por las herramientas de trabajo por lo que el siguiente paso natural era apoyarlos con sus gastos de internet; para ello, buscaron con los principales proveedores algún tipo de contrato grupal, sin embargo, el proceso logístico era complicado, tardado y caro.

“Para nosotros era muy importante que pudieran usarlos sólo para sus gastos de internet y energía, por lo que trabajamos con Up Sí Vale en una opción de tarjeta de Oficina en Casa exclusiva para estos servicios; una implementación que nos iba a tomar cuatro meses nos tomó una semana mediante las tarjetas electrónicas, el costo fue más bajo y la logística más rápida” declara Zuhe Zamora.

Monto y la periodicidad para el pago de servicios

Otro de los grandes retos que las empresas con teletrabajadores están enfrentando y que la ley no estipula, es determinar cuánto es el monto adecuado para apoyar a los colaboradores.

En Steren, por ejemplo, realizaron previamente una serie de encuestas para saber si los colaboradores ya tenían un plan contratado, cuantos megas les cubría y por qué costo. De esta forma llegaron a un promedio para todos, que les permitiera trabajar en casa como si estuvieran en la oficina.

Por su parte, Orbia decidió consultar a especialistas y consultores que descubrieron que cada caso es muy particular. Para México encontraron que entre el norte y sur del país las mediciones de energía varían mucho, por lo que tuvieron que determinar tarifas regionales. Para el internet, su equipo de sistemas calculó un promedio de megas necesarios para las conexiones que necesitaban, versus los costos de los principales proveedores de internet. “Posteriormente validamos con un grupo piloto para saber si esta cantidad les parecía justa y poder realmente sumar a sus cuentas de energía e internet” declaró Pablo Mucharraz de Orbia.

El tema fiscal

De las grandes preocupaciones de las empresas, es saber si estas aportaciones a sus empleados les generarán más impuestos. “Es importante que las empresas sepan que sumar herramientas de teletrabajo a sus colaboradores no tiene por qué generar una carga fiscal mayor; por el contrario, si son bien etiquetados y documentados estos recursos pueden ser deducibles al 100%” afirma Adrian Fernandez, Director Comercial de Up Sí Vale.

Zuhe Zamora, Directora de Capital Humano enSteren, afirma que al asesorarse con sus consultores todos coincidieron en que una de las formas más sencillas para otorgar estos beneficios era mediante la factura que les otorgaba directamente Up Sí Vale, con CFDI bajo el concepto de “otros pagos” de esta manera pueden deducirlos sin problema.

Diana Arias, Gerente Administrativo en SieNetworks, declara que ellos decidieron integrar los monederos electrónicos de Up Sí Vale como paquete de prestaciones base, y de esa manera su área de contabilidad podría deducirlos completamente.

Órbia se acercó directamente con los expertos de Up Sí Vale para saber cómo etiquetarlos adecuadamente y que estos fueran deducibles. “Sabíamos que era algo que se tenía que hacer, pero saber cómo hacerlo deducible nos ayudó mucho para obtener rápidamente las aprobaciones del área de finanzas.” afirma Mucharraz.

Los colaboradores como prioridad

Algo en que coinciden todos es que este tipo de acciones generan grandes cambios. Para SieNetworks esto les ha ayudado a que los empleados se pongan la camiseta de la empresa por lo que mantendrán esta prestación de ahora en adelante.

“Nosotros tuvimos un crecimiento importante en el área de Capital Humano, se redujo la rotación de personal y subió el compromiso de los empleados con la empresa; afirma Zuhe Zamora, Directora de Capital Humano de Steren. Por su parte Pablo Mucharraz de Orbia, afirma que la promulgación de la ley creó mucha expectativa. “Si no se generaba una solución adecuada podría causar incluso insatisfacción por parte de los empleados, por eso para nosotros era muy importante que el proceso fuera rápido y que involucrara a los equipos para darles certeza y apoyo.”

De acuerdo con Adrián Fernández de Up Sí Vale “Las empresas ya están viendo un futuro híbrido y se han dado cuenta que opciones tecnológicas como los monederos de Oficina en Casa no sólo los ayudan a cumplir con la ley y deducir gastos, sino que también pueden sumar a su paquete de prestaciones para promover la atracción y retención del talento; las empresas se están adaptando a las necesidades del talento del futuro”.

Related Post