Libertad tecnológica y financiera para la mujer #Mes de la mujer

182 0

Con motivo del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), albo, la cuenta libre de comisiones para recibir, transferir y manejar tu dinero de forma fácil y segura, anota su visión sobre la brecha salarial, tecnológica y financiera de la Mujer en México.

En dos años difíciles, la pandemia ha desvelado muchas de las desigualdades existentes, en particular entre hombres y mujeres. La Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) anota que dado que los efectos de las crisis nunca son neutrales desde el punto de vista de género –y Covid-19 no es la excepción–, los Estados Miembros deben adoptar medidas firmes para contrarrestar los efectos desproporcionados de la pandemia sobre las mujeres, mientras estudian cómo recuperarse y crear resiliencia a partir de la experiencia adquirida con el Coronavirus.

La AGNU tiene el fin de lograr la equidad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas para el año 2030. Por ejemplo, el derecho a recibir el mismo salario por un trabajo con el mismo valor es parte del camino que hay que recorrer para lograrlo.

En México 45 de cada 100 mujeres de 15 años o más son económicamente activas, mientras que 78 de cada 100 hombres lo son. Eso quiere decir que, en 2019, la tasa de participación laboral de los hombres fue 1.7 veces mayor que la de las mujeres. A pesar de los esfuerzos por incluir a más mujeres al mercado laboral, nuestro país ocupa el lugar 38 de 43 en este indicador dentro del Índice de Competitividad Internacional 2021 (ICI) publicado recientemente por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Las mujeres en México perciben un salario 34.3% menor al de los hombres, informó la ONU Mujeres México. Esta desigualdad también se ve reflejada en temas tecnológicos y financieros, además, la pandemia ha obstaculizado el ingreso de las mujeres a la industria tecnológica y ha evidenciado algunas barreras que afectan su inclusión.

Ana Luisa Chico, Chief Operating Officer de albo, comenta: “Creemos firmemente que todos, sin importar el género, deben tener oportunidades equitativas, y aunque es cierto que hay muchos aspectos que considerar para lograrlo además del sueldo, creemos que este es un buen lugar para comenzar. Cuando nos sentimos en control de nuestras finanzas, nos sentimos más seguros, más independientes y optimistas sobre nuestro futuro, lo que nos ayuda a alcanzar nuestro máximo potencial”.

Al inicio de operaciones de albo su base de clientes se componía por 90% hombres y 10% mujeres, en la actualidad estos porcentajes han cambiado a 60% hombres y 40% mujeres. Cabe mencionar que el promedio de cuentas N1 a N3 de 2018-2020 fue de 34% mujeres vs. 66% hombres según datos del Panorama de Inclusión Financiera.

Libertad tecnológica y financiera para las mujeres
Todos debemos trabajar juntos para nivelar el campo de juego, donde la mujer tenga acceso a las mismas oportunidades que los hombres y pueda ser ella misma quien administre su dinero, reducir la brecha de género debe ser primordial en un mundo globalizado y altamente competitivo. Uno de los grandes temas es la libertad tecnológica y financiera que se tiene con el manejo de las finanzas, donde el ahorro es el síntoma principal de que las finanzas de un hogar o de una persona se están volviendo fuertes y saludables.

Según datos de Endeavor Intelligence, sólo 25% del total de emprendimientos en tecnología existentes en Latinoamérica son dirigidos por mujeres, y estas firmas son en promedio tres veces más pequeñas que las dirigidas por hombres.

De acuerdo con los datos Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, de 2012 al 2018, la inclusión de la mujer tuvo un avance significativo, pasando de 30% a 46%, vs. 48% que tienen los hombres. Mientras que el Panorama Anual de Inclusión Financiera 2021 de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) indica que el análisis de las brechas de género reveló que en cuentas de captación fue de 2.7 puntos porcentuales (pp) a favor de las mujeres, y en tarjetas de débito de la banca de 7.9 pp, también a favor de las mujeres. En las entidades de ahorro y crédito popular, el porcentaje tanto de clientas y clientes, como de socias y socios continuó favoreciendo a las mujeres.

Chico comenta: “En albo creemos que podemos ayudar a mujeres y hombres a tener libertad financiera; queremos que todos tengan el control de su dinero a través de una cuenta digital que de visibilidad para tomar decisiones y con herramientas sencillas y útiles que ayuden a administrarse mejor” Espacios, es la herramienta para separar dinero y organizarte mejor del que 45% de sus usuarios son mujeres que lo usan para guardar para el futuro, la renta, pagos varios, gastos de casa y la tanda.

Si bien es cierto que las mujeres siguen avanzando todavía cuesta mucho ser tratadas igualitariamente ante los hombres, y más aún cuando se trata la lucha en el terreno profesional, y financiera para tener sus propias fuentes de ingreso, y administrarlas a su favor. Hay muchos cambios sociales sucediendo y eso lo notamos de manera positiva, en el empoderamiento de la mujer a través de la inclusión financiera.

Related Post