Lo visual dice más que mil palabras #Notadelmomento

232 0

Uno de mis proyectos “fotográficos favoritos” se llama Unphotopraphable y en el proyecto se dedica a describir una imagen a la que no le tomó foto. En cada una de las “imágenes verbales” trata de describir de manera naturalista lo que había en el cuadro, las luces, la gente que pasaba.

Por ejemplo. This is a picture I did not take of a table half-filled with vintage Nazi and white supremacist literature, alongside an equal amount of Dion Sanders memorabilia, each and every piece priced to sell at a stop on the 90-mile long yard sale on the Dixie Highway on a Saturday afternoon in the New South.

Claro, dejando a un lado la validez artística de esta pequeña estampa. El proyecto sirve para demostrar el viejo dicho “una imagen dice más que mil palabras”.

Y en el mundo de la publicidad, el diseño y la comunicación, muchas veces las palabras sobran. Es más, a veces se vuelven un recurso de más que no vale la pena utilizar. Después de todo, una buena imagen vale más que mil (o más palabras).

En un logotipo, por poner un ejemplo, la palabra “Amazon” ahora nos dice mucho, pero en su primer momento necesitaba un reforzador que nos explicara de qué se trataba esta nueva tienda.

http://www.fireflydaily.com/wp-content/uploads/2015/10/Amazon-logo-change.jpg

Poco a poco, la evolución de la marca la llevó a ampliar sus servicios y ahora entendemos que Amazon tiene que ver con envíos, entregas y satisfacción. Otras veces, la imagen puede convertirse en el vehículo perfecto para contar una historia, como en esta campaña de Save the Children que tras la idea de que el ciclo de la violencia está destinado a repetirse, crea una impactante ejecución.

https://naotw-pd.s3.amazonaws.com/styles/aotw_detail_ir/s3/images/livingroomok.jpg?itok=ngO12kN_

A veces ni siquiera es tan evidente. La forma de comunicar del diseño y de la marca es tan sutil que no necesita decir las cosas tal cual: una empresa de calentadores no necesita poner en una hoja membretada que vende calentadores, pero sí necesita usar colores cálidos o degradados que representen su función.

Una imagen sin palabras invita a la complicidad con el receptor, quien se sentirá brillante al decir “ah, ya lo entendí”. Así sentirá que “la marca sólo le habla a gente como él”.

https://pengren.files.wordpress.com/2013/09/adidas-ad.jpg?w=300&h=177

Al final, con palabras o sin palabras, lo más importante es lograr comunicar un sentir. Imagínate que las palabras se escriben con lápiz y se trazan línea por línea en la mente. Una imagen es un rodillo que pinta el mensaje completo y contundente en muy pocos movimientos visuales.

Por: Frank Moreno, marketero y publicista.

Más de 200 marcas impulsadas, director de agencia de publicidad Endor Mx.

 

Related Post