Los emprendedores en la disrupción digital de la experiencia #Emprendedores

348 0

Cada vez que te encuentras en la fila de un banco, en la espera para pagar en el supermercado, o cuando por vez primera piensas en comprar un seguro que no tienes ni idea, o simplemente para transferir o hacer uso de tu dinero, casi siempre te preguntas ¿cómo podría ser mejor esta experiencia? ¿Cómo podría mejorar para que fuese más ágil, intuitivo o simple? O preguntas ¿por qué no se inventan algo más fácil y digitalmente humano? Bueno y así puedo continuar con miles de preguntas, pero realmente muy pocos de nosotros pensamos en la respuesta a muchos de estos cuestionamientos, tal vez porque nos acostumbramos, o porque ya vemos como natural esos procesos.

Pero existen unas mentes que van a años luz, que ven mejoras en cada paso, que descubren oportunidades abriendo y cerrando los ojos en cualquier ecosistema y simplemente tienen ese “pepe grillo” mucho más despierto que otros. Aquí es donde aparecen los emprendedores en este mundo digital, siendo protagonistas de 3 elementos fundamentales de base:

  1. Visión de cambio: La diferenciación de crear nuevos y mejores artefactos digitales que responden a necesidades concretas de la sociedad e industria, suponiendo alternativas antes no pensadas
  2. Creación de necesidades Vs Necesidades creadas del ecosistema: Entre más digitales somos, nuestras necesidades orgánicas como seres humanos van cambiando, somos más exigentes y con ello es imperativo encontrar contenido digital de valor, permitiendo que en nuestras vidas las cosas sean mucho más sencillas, amigables, simples y, sobre todo, que sean pertinentes en el tiempo en que son requeridas y cuando las personas las esperan.
  3. Humanización digital en el desarrollo de experiencias: La interacción que debe ser creada respondiendo a las expectativas de las personas, comprendiendo sus desafíos, sus retos, sus limitaciones en cada ecosistema y cómo de una forma tangible se habilita un artefacto que velará por conectarse “sensitivamente” en su entorno permitiendo una experiencia sin precedentes, única y memorable.

Emprendedores, el factor diferencial no será la cantidad de funcionalidades, la aglomeración de diferentes características para hacer más completo un producto. La verdadera diferenciación estará basada en el desarrollo de la experiencia, como punta de lanza de cualquier iniciativa a emprender, aprovechando el uso de las tecnologías, comprendiendo el ecosistema, creando a partir del conocimiento de las “personas” y siendo un innovador sostenible siempre midiendo dos dimensiones fundamentales:

  • Qué la tecnología tenga un propósito, no es crear para demostrar, no es iterar para evidenciar, sino poner la tecnología como un habilitador de experiencias de valor.
  • Qué exista una experiencia con eficiencia, que desencadene momentos memorables, y que resuelva cosas concretas.

Darse el lujo de emprender es una aventura que todos podemos hacer, solo es encontrar las piezas correctas, la necesidad específica y lo más importante un equipo que “pueda remar” con la misma intensidad con la cual tú lo haces. Si sientes que esto no pasa, que los fines de semana se quedan en ideas de resolver el mundo y no llegas a algo concreto y solo quedan conceptos efímeros y sin un plan claro, es tiempo de validar donde realmente se gastan los esfuerzos, porque no todos los emprendedores se dan cuenta que cuando pierden el tiempo, pierden oportunidades y con esto la posibilidad de contar con el verdadero equipo, que sí tendría un ritmo adecuado en la consecución no solo de objetivos sino de sueños.

Related Post