Los problemas de la cadena de suministro, ¿estamos preparados para lo que viene? #Negocios

296 0

El comercio electrónico va en completo auge día con día, situación que va de la mano con un aumento en la inclusión financiera no sólo en México, sino a nivel mundial. Aunque en términos de nuestro país, hay alrededor de 171 millones de tarjetas en circulación, tanto de débito como de crédito, aunque sólo 88 millones son utilizadas, de acuerdo con información del Banco de México. 

Esto se suma al hecho de que día con día miles de empresas, de diversas industrias y tamaños, crean sus tiendas en línea, lo que abre un abanico de posibilidades para nuevos compradores que deseen adquirir cualquier tipo de artículos. 

Sin embargo, a pesar de que el comercio electrónico crezca, hay una parte muy importante que no podemos dejar de lado, y que sin duda es un proceso que hace que el comercio electrónico sea una realidad: la cadena de suministro.

“La cadena de suministro es un concepto que engloba a: los proveedores, los almacenes, la línea de producción, los canales de distribución, los mayoristas, minoristas, y el cliente final (…) si hay algún problema en alguna parte de esta cadena, todo falla”, comenta Antonio Rivero, director regional de Ventas para Latinoamérica en Manhattan Associates.

A continuación, presentamos algunas fallas o situaciones que detienen o limitan el buen funcionamiento de la cadena de suministro.
 

1.- Unas de las principales fallas se encuentra en la disponibilidad de inventario. Generalmente los catálogos que los clientes ven en línea no están actualizados, esto significa que no hay productos disponibles, o que estos inventarios no son reales, por consiguiente los consumidores no pueden adquirir lo que desean. 

“Lo que sucede es que en la página web colocan fotografías del inventario desactualizado, es decir que ya ha sido desplazado al centro de distribución o a las tiendas”, mencionó Antonio Rivero, director regional de Ventas para Latinoamérica en Manhattan Associates.

Por ello es necesario revisar cada catálogo y corroborar su disponibilidad y la cobertura en áreas, es decir si esa mercancía se puede vender en todo el territorio nacional o únicamente en algunas áreas. 

2.- El proceso de entrega también puede ser otro problema, en varios casos los productos no llegan rápidamente, situación que parte de la poca productividad del centro de distribución y tal vez su posición geográfica. 

Por lo anterior, es recomendable analizar si es viable implementar la estrategia de convertir nuestras tiendas o puntos de venta en centros de distribución, para que así exista la posibilidad de que los consumidores finales puedan obtener sus mercancías en las tiendas más cercanas a ellos. 

3.- El Out of stock es otra posible falla, es decir, que un consumidor no puede obtener el producto que desea porque éste ya que no está en el inventario. Esta situación es realmente todo un problema, ya que por un consumidor que no encuentre lo que desea esto puede exponenciarse y replicarse con otros clientes. Esta problemática puede solucionarse simplemente si se realiza una buena planeación de inventario. La empresa debe saber cuál es el producto más vendido, en qué temporadas o qué modelos, para así estar preparados y abastecerse a manera que exista la mercancía suficiente para satisfacer la demanda en tiempos exactos. 

Si una empresa detecta estas fallas en importante verlas como oportunidades, y darles solución lo antes posible, ya que el mercado cambia constantemente y la competencia no espera para tomar acción. Una buena planeación y un conocimiento exhaustivo de nuestros productos e inventario puede ayudarnos a estar mejor preparados ante situaciones de riesgo. 

Related Post