Los retos de las empresas tecnológicas: Privacidad, seguridad y confianza #Negocios

90 0
La confianza desempeña un papel fundamental en las interacciones sociales y económicas. Es la base cualquier relación comercial, institucional o personal y es especialmente importante en el ambiente digital. Sin confianza, la economía digital tiene nula oportunidad de consolidarse, de ahí que las empresas tecnológicas hagan hincapié en transacciones seguras.


Según diversos estudios**, una de las principales preocupaciones de las empresas en México es el robo de la información confidencial de los clientes, filtración de la información privilegiada y ataques cibernéticos, lo que supone para las empresas tecnológicas aún más retos.


De esta forma, las apps y fintechs, atraviesan desafíos tanto tecnológicos como sociales. En el aspecto técnico, se establecen mecanismos y protocolos de seguridad que protegen los datos ante robos y en su caso, la imposibilidad de acceder a ellos. “El protocolo SSL (Secure Sockets Layer) de 256 bits significa que atravesamos un proceso en el que cada vez que un visitante inicia sesión en su sitio, el servidor se identifica y se verifica por el navegador del usuario, generando “Un Intercambio de llaves”, que el sitio descifra y confirma” explica Eduardo Romo, de UnDosTres.


Esta circunstancia asegura que cada conexión se realiza bajo un esquema de confianza en el que los únicos capaces de ver su información serán los usuarios. Sería el equivalente a que cada interacción usuario-sitio tuviera un idioma distinto. “Para saber si nuestra visita está protegida con un protocolo SSL, necesitamos cerciorarnos de que el prefijo es https://” complementa Eduardo. 


Por el lado social, aunque la mayoría de las encuestas y opiniones destacan la protección de datos como una de las principales preocupaciones de los ciudadanos, en la práctica, hay una gran diferencia. Los usuarios están haciendo poco para proteger sus datos, lo llamado “Paradoja de la Privacidad”.


Este hecho, comienza con una idea limitada o poco clara del uso que se les da a los datos personales. Y esto lo vemos reflejado de forma clara en las redes sociales, que, a pesar de verse inmiscuidas en escándalos del uso de datos, los números de nuevos suscriptores sigue en aumento. A este fenómeno se le llama “Cálculo de la Privacidad”.


El cálculo de la privacidad, es la idea que cada usuario genera y contrasta los datos que está entregando comparado con el servicio o beneficio que recibe. De esta forma, los clientes “intercambian” beneficios digitales por datos personales, y cada uno de ellos establece un límite de los datos que entregaría o no. Sin embargo, no siempre sabemos exactamente qué es lo que estamos cediendo a cambio de los servicios que estamos recibiendo.


Más allá de este cálculo, las empresas y en especial aquellas que generan transacciones económicas, tienen una responsabilidad sobre el uso y protección no sólo de la privacidad sino de datos delicados. “Nosotros entendemos que nuestra relación se basa en la confianza usuario – UnDosTres – servicio. Por lo que no sólo nos aseguramos de tener los métodos más avanzados de seguridad antifraude y encriptación de los datos, sino que entendemos que la seguridad va más allá, que es en un factor de transparencia y de evitar las letras chiquitas. La privacidad y seguridad tiene que convertirse no solo en un valor, sino en una filosofía de las empresas” concluye Romo.

** Global Fraud Report 2019, Kroll by Duff & Phelps

Related Post