Los seguros educativos garantizan la educación superior de los hijos #Negocios

159 0

La aulas educativas de México abrirán sus puertas a 26 millones de alumnos de educación básica, de acuerdo con datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP); con lo que se pone en marcha el ciclo escolar 2016-2017; de este universo de alumnos y según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sólo 2.5 de cada 10 lograrán concluir sus estudios de educación superior debido, entre otros factores, a la carencia de recursos económicos, lo que proyecta que serán 6.5 millones de alumnos de nivel básico los que en el futuro tengan la oportunidad de concluir una carrera universitaria.

Buscar mecanismos de ahorro que permitan garantizar los recursos para la educación universitaria es fundamental, los seguros se muestran como una excelente alternativa, que además de proteger la estabilidad financiera por medio de un seguro de vida, al mismo tiempo permiten construir un ahorro para objetivos específicos. Para los padres de familia que enfrentan el reto de financiar una carrera profesional, los seguros son una llave para lograrlo.

“Generar un ahorro para la educación es un alternativa segura para que los padres de familia puedan garantizar los recursos necesarios para afrontar los costos de una carrera universitaria, sin duda una etapa preciada y decisiva para todo estudiante. En GNP contamos con el seguro educativo Profesional, que representa el 21% de las pólizas de ahorro de GNP y que tan sólo en 2016 la suma asegurada total de ahorro para la educación que GNP pagará es de 1,500 millones de pesos”, comentó José Antonio Rojo, Director de Marketing Estratégico de GNP Seguros.

Datos de contratación del seguro Profesional de GNP muestran que 29% son adquiridos por mujeres y 71% por hombres; en ambos casos con edad promedio de 37 años y una suma asegurada promedio contratada de 760 mil pesos.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en México el costo promedio de una carrera universitaria en una institución educativa privada, es de 410 mil pesos, en este marco, el seguro educativo puede concebirse como una opción de ahorro para diferir el pago de la carrera universitaria, por ejemplo con el Seguro Profesional GNP, con un horizonte de ahorro de 18 años, la prima de seguro que se pagaría es de 28 mil pesos anuales, garantizando un ahorro de 600 mil pesos y protección de un seguro de vida durante todo el plazo de ahorro; si el pago de la carrera universitaria se hiciera sin un seguro, en un plazo de 4 años (periodo que generalmente dura una carrera) implicaría un pago de 150 mil pesos anuales.

“Los seguros educativos se han colocado como una de las alternativas más convenientes en cuanto a previsión financiera se refiere, ya que son una opción que vía el ahorro es posible sufragar los gastos y las eventualidades a futuro que están ligadas a la educación de los hijos, ya que garantizan que se cumpla con la meta de ahorro y que éste será integrado para un fin educativo”, puntualizó José Antonio Rojo directivo de GNP Seguros.

Related Post