“Mamá, ¿me prestas tu teléfono?”; sigue estos consejos para que tus hijos no te dejen #sinsaldo

215 0

Tomando en cuenta que una persona consume en promedio 3.8 GB al mes[1] y que el consumo favorito de los mexicanos son las redes sociales y el video, a la hora de prestar tu teléfono, tendrías que multiplicar esos gigas por el número de hijos que tengas para darte una idea del consumo promedio… impactante, ¿verdad?

Pero tranquila, AT&T México te da algunos consejos para hacer durar más tus datos mientras le prestas el celular a tus hijos:
Prevé gastos a la hora de usar la tecnología encontrando la recarga mensual que más te conviene con el Simulador de Consumo de Datos, del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Esta herramienta te ayudará a hacer un cálculo de los datos que consumes mensualmente, además, puedes hacer el ejercicio en colaboración con tus hijos y acordar la recarga del mes, aprendiendo visualmente cuántos datos se consumen aproximadamente en una hora de contenido en Internet.

Hay ofertas de prepago que satisfacen la demanda de video, como la de AT&T Más que ofrece gigas para navegar en internet más megas para video que puedes usar en plataformas como Netflix, YouTube, Prime Video y TikTok. Recuerda que:


Para estimar el peso final del capítulo de una serie o una película dependerá tanto del móvil que estamos usando como de la calidad del contenido, pero considera que en su capacidad más alta, una película de una hora y media de duración puede pesar hasta 3.4 Gb, por lo que siempre será mejor que la descargues conectada a una red WiFi segura.


Si decides utilizar tus datos, asegúrate de adaptar la configuración de calidad antes de reproducir para que no te gastes tu paquete rápidamente.


Con un plan como el de AT&T Más, una recarga de $70 te alcanzaría para reproducir una película en baja calidad, ya que te da 1Gb de navegación libre más 500 Mb para aplicaciones de video, o también puedes realizar una recarga de $200 que te dará un paquete de 3Gb para navegar libremente y 1.5 Gb para video.

Si tus hijos son mayores a cinco años, acuerda con ellos previamente cuáles serán las aplicaciones que pueden usar y por cuánto tiempo. Las características del peso de cada aplicación se encuentran en la tienda correspondiente al sistema operativo que utilices.

Las Naciones Unidas recomiendan que los niños usen las pantallas hasta después de los dos años y que, entre los dos y los cinco, usen dispositivos electrónicos (incluida la televisión) como mucho una hora al día. Como alternativa, puedes proponer juegos más activos o, en todo caso, acompañarlos en el móvil interactuando en un juego donde los dos participen, como un rompecabezas.[2]

Es verdad, en estos tiempos ya no se puede vivir sin estar conectada, por eso podrás encontrar en planes de prepago una gran alternativa para organizar tus gastos, y con estos consejos, puedes fomentar el hábito en familia de usar los datos responsablemente.

Related Post

Verified by MonsterInsights