#Marketing y uso de datos, la pareja ganadora del ecosistema industrial

85 0

En la mercadotecnia fortalecida con información, poseer millones de datos no tiene gran utilidad si no se organizan y se implementan con base en el logro de metas. Como en cualquier campaña de marketing, el objetivo final es aumentar el interés del cliente en su producto, consumirlo y gestionar la demanda.

Bajo esta circunstancia, el rol fundamental del Big Data es el de recopilar la mayor cantidad de información posible sobre un cliente determinado, con esto es posible predecir con más precisión el futuro comportamiento de compra de los consumidores y crear estrategias con mayor segmentación e, incluso, personalizadas.

Muestra de lo anterior es el sector retail, donde las campañas orientadas al e-commerce o a los modelos omnicanal ayudaron a que el valor del sector en el mercado mexicano alcanzara los 528 mil millones de pesos en 2022, con un crecimiento de 23% respecto a 2021[1].

Una campaña dirigida correctamente revelará una amplia variedad de datos sobre el cliente, como sus preferencias, pasatiempos, intereses o incluso dónde vive. Le permitirá comercializar sus productos existentes de la mejor manera posible y predecir cualquier cambio en su comportamiento en determinadas circunstancias.

Beneficios y usos prácticos del marketing basado en datos

Lo primero que hay que tener en mente es que el marketing impulsado por Big Data, una empresa, e incluso un sector, puede conocer mejor a su base de clientes y saber cómo pueden cambiar sus hábitos según diversos factores y preferencias personales, como los dispositivos que usa para comprar e incluso el estado de ánimo.

El marketing de datos es una excelente manera de mejorar la experiencia del usuario con su empresa. Cuanto mejor sea este proceso, mayores serán las posibilidades de retención y fidelización con una marca.

Otros beneficios tangibles del marketing de datos son[2]:

  • Analiza y mide los resultados de las acciones llevadas a cabo.
  • Permite conseguir nuevas oportunidades de venta.
  • Ayuda a tomar decisiones en tiempo real de forma más eficiente y basada en información veraz.
  • Reduce los tiempos de planificación.
  • Ayuda a detectar y evitar posibles pérdidas de clientes en la web.
  • Posibilita la detección de malas prácticas y fraudes por parte de los usuarios.
  • Da a conocer nuevas tendencias del mercado.
  • Permite obtener datos relevantes sobre la evolución y correcto funcionamiento del negocio a corto, mediano y largo plazo.

 

Otra gran ventaja de este modelo es la flexibilidad de elegir la campaña más adecuada para su empresa, de aquí es que existen diversas formas de aprovecharlo, por ejemplo:

  • Chats basados en datos. No todos los clientes son iguales ni buscan lo mismo, por ello, las campañas que implementan chats en vivo ayudan a predecir cómo se desarrollará la conversación y qué espera el consumidor, puesto que la base de datos se enriquece con cada conversación.

  • Uso de estrategias SEO. Una estrategia de marketing basada en datos es de gran ayuda para optimizar un sitio web, el cual es uno de los principales canales de comunicación que requiere una gran cantidad de datos. Entonces es fundamental saber las palabras clave adecuadas para que el buscador coloque contenido en los primeros lugares y cuáles con los backlinks con mayor potencial de generar leads.

  • Expansión a nuevos mercados. Una campaña de marketing exitosa acelera la expansión a mercados completamente nuevos, con ello, una empresa o sector adquirirá información valiosa para su desarrollo que le permitirá planificar sus próximos pasos según las tendencias globales.

En resumen, el marketing no es un esfuerzo aislado de una empresa o sector. Integrarlo al modelo comercial y respaldarlo con datos representan la clave de un mejor entendimiento del cliente y los posibles requerimientos de los nuevos prospectos.

Related Post

Verified by MonsterInsights