¿México potencia mundial? Big Foot lo considera posible #Negocios

137 0

Los especialistas en prospectiva estratégica, Big Foot, afirman que nuestro país tiene gran potencial para posicionarse entre las economías más fuertes a nivel mundial en las próximas décadas; no obstante, dichos cambios no vendrán de índices económicos tradicionales sino de la ruptura perenne de paradigmas sociales, políticos y económicos actuales.

“Desde hace unos años hemos visto cómo industrias, empresas, instituciones… se han reconfigurado. Los paradigmas están cayendo en todos lados: el petróleo cae y seguirá cayendo de precio, la energía bajará a costos mínimos, se prevé ya la educación para todos, hasta las métricas para calcular la riqueza y crecimiento de un país se están replanteando. Bajo esa ola de cambios podemos entender por qué contamos con los ingredientes necesarios para aventajar a otras economías en el crecimiento de los siguientes años, claro está, catapultados por la tecnología e innovación”, explica Susana Oliva, directora general de BigFoot.

En análisis prospectivo sociodemográfico, BigFoot encuentra en la gran proporción de jóvenes (en su mayoría generación Z), el potencial de aportar soluciones tecnológicas pragmáticas e inmediatas a múltiples y abundantes problemas, que es lo mismo que múltiples y abundantes oportunidades de crecimiento económico. Eso abre también la puerta a la inclusión de la base de la pirámide en la economía con un impacto real en la productividad y riqueza del país. La austeridad y desigualdad social actuales energizan el crecimiento sin especulación. Estos son los factores a considerar en la construcción de un proyecto de México como potencia mundial.

“Tenemos un alto porcentaje poblacional compuesto por jóvenes nacidos a partir de 1994, catalogados como generación Z: tecnológicos desde su nacimiento, solucionadores por naturaleza, no considerados para asumir el mercado laboral actual aunque sí ambiciosos y necesitados de generar impacto social, van a conseguir cambiar las reglas del juego”, explica Jennifer Medina, Chief of Innovation and Intelligence de BigFoot.
Hace 10 años, China, India o Rusia prometieron crecimientos inusitados basados en las dimensiones de sus poblaciones. Fueron crecimientos en métricas tradicionales y no lograron integrar a la base de la pirámide de sus poblaciones. En esta y la siguiente décadas, México podrá empoderar a su población con tecnología, y la misma sociedad, por su sentido gregario y estado de austeridad, generará sistemas auto sustentables de impacto local.
“Somos una población necesitada de progreso, cambio y mejora. Tenemos hambre de crecer y adicionalmente somos gregarios, sabemos trabajar en equipo y juntarnos cuando la necesidad se nos pone enfrente. Nuestras dolencias vienen de la austeridad. Eso nos impulsará”, complementa Medina.

Otro punto importante es la vulnerabilidad del sistema financiero mundial, cuyo crecimiento está atado principalmente a la especulación. “Hemos visto las burbujas crecer y hasta explotar. La crisis económica de 2008 fue una prueba irrefutable, especialmente para el G7, y aunque a nadie conviene la desestabilización de los mercados, los inversionistas pronto encontrarán opción de crecimientos reales en sistemas financieros más estables y sustentados en un impacto real social. México puede prometer ese tipo de crecimiento. Nuestro sistema financiero no es primordialmente especulativo y las oportunidades para impactar son enormes; eso será una gran ventaja”, concluye Susana Oliva.

Related Post