#Mindfulmarketing Cómo adaptar tu marca a una sociedad concienciada

265 0

Por: Pedro Abad

La pandemia por el Covid-19 ha sido un factor decisivo que cambió la manera de entender el consumo y la publicidad. A causa del confinamiento y las crisis a raíz de la emergencia sanitaria, la conciencia sobre otras realidades se amplió y las sociedades se informaron e interesaron más sobre los problemas ecológicos, de desigualdad etc.

Cada año surgen nuevas tendencias de marketing que marcan el rumbo de las estrategias y los objetivos. Estos cambios están regidos por los cambios sociales y es imposible tratar de resistirse a ellos. Tras el tumultuoso 2020, los expertos en comunicación digital se volcaron a explicar cuáles serían las tendencias imprescindibles para llegar al público correcto y conectar con él, entre ellas sobresalía el mindful marketing.

El mindful marketing tiene su origen en técnicas de relajación orientales y, aunque su relación con la publicidad parezca extraña, inserta en esta industria un sentido de responsabilidad y conciencia social muy necesario en tiempos donde se genera contenido a la velocidad de la luz. Ahora, en la segunda mitad de 2021 es seguro que el mindful marketing no es una tendencia más, sino una nueva forma de entender y hacer publicidad. Por ello vale conocerlo más de cerca y considerarlo dentro de los planes de todas las empresas.

¿Qué es el mindful marketing?

Este concepto está basado en el mindfulness o atención plena, una técnica de relajación oriental que tiene sus bases en el budismo. Fue introducida y divulgada en occidente por Jon Zabat-Zinn, quien comenzó a utilizarla para tratar estrés y ansiedad, grandes males de nuestra época de inmediatez. El mindfulness se centra en mantener la atención en el aquí y ahora, es decir, enfocarse en el presente mediante la meditación y técnicas de respiración.

La introducción y adaptación del mindfulness en el marketing surgió para acentuar la humanidad en esta industria y centrarla en su responsabilidad para con las sociedades. La clave del mindful marketing es reconocer y comprometerse con la repercusión social que tiene una empresa y asegurarse de que ésta sea positiva.

Se basa en las personas mucho más allá del lema “el cliente es lo primero”: busca entender y atender no sólo sus necesidades materiales, sino también sus preocupaciones, ideologías y principios éticos. Para conectar desde esos puntos con el público, es necesario que exista un cambio verdadero en la marca que desee sumarse al mindful marketing, pues la transparencia será crucial.

Más allá de la publicidad

El mundo cambia y el alcance de internet, en especial de las redes sociales, ha dado el arma de la información a la sociedad para elegir entre un amplio mercado. Las personas buscan una identificación de valores con las marcas, más allá de la calidad del producto o servicio.

Atrás ha quedado la idea de vender por vender o de persuadir al público incrementando las ganancias de la empresa sin preocuparse por los problemas sociales, económicos y ecológicos. El consumidor está concienciado y comprometido y las marcas no pueden ser menos.

Sin embargo, las oportunidades de crecimiento y posicionamiento que facilitan las herramientas digitales son proporcionales a la vulnerabilidad de la exposición. Ahora es muy fácil identificar si existen incongruencias entre los discursos y las acciones. Por ello, es imprescindible que las empresas mimen este aspecto de su estrategia y la comuniquen con coherencia y propiedad. ¿Quieren saber cómo lograrlo? Aquí compartimos algunos tips para dirigir el marketing hacia el mindfulness, con el objetivo de que sea un compromiso genuino y de raíz.

  • Definir y seguir los valores

Las circunstancias actuales son una oportunidad para redefinir los valores por los que se rige tu marca. Es necesario reflexionar qué principios sirven la nueva filosofía y cuáles es mejor dejar atrás. Únicamente deben permanecer aquellos con los que la marca realmente se comprometa, pues el mindful marketing girará en torno a ellos.

  • Empezar desde dentro

Si el objetivo es fomentar el bienestar social e impregnar tu marca de estos valores, el primer lugar donde este principio debe ponerse en práctica es en los procesos internos. El cambio debe comenzar por la propia marca predicando con el ejemplo, y la voz de las personas empleadas será fundamental tanto para el crecimiento como para la reputación de la marca. Por ello, el cuidado y equilibrio de la vida del equipo serán primordiales a la hora de generar un ambiente de tranquilidad y felicidad interno que se refleje en el exterior.

  • Causas reales y cercanas

Para guiarte en las causas que quieres implicar a tu empresa, debes entender cuáles son las preocupaciones de tu público objetivo. Más que exponer hay que escuchar. De no ser así, tus posibles consumidores no lograrán empatizar e identificarse con tu marca.

  • Eco-friendly

El compromiso con el medio ambiente no es una tendencia pasajera, por lo que no se puede seguir tratando como si lo fuera.  Es una responsabilidad social que nos concierne a todos los habitantes del planeta. Voces como la de Greta Thunberg evidencian que las nuevas generaciones de consumidores tienen plena conciencia de salvaguardar el futuro y no se relacionarán con nada ni nadie que no se comprometa de pleno con la sostenibilidad.

  • Honestidad

De nada sirve planear una estrategia enfocada en el mindful marketing si el compromiso no es real o si las acciones no están a la altura del discurso. La honestidad y transparencia es la única manera de conectar de manera real y profunda con el público.

Llevar a cabo estas acciones para adaptarse a la actualidad, no solo beneficiará al planeta, tu marca también se verá recompensada. El mindful marketing busca que las empresas dejen de mostrar escaparates de principios mientras ocultan otra verdad. Cuanto más fiel seas a los valores que predicas, más fieles serán los consumidores a tu marca. Además, en un mundo cada vez más saturado, unos valores fuertes, adaptados a las causas actuales y a las preocupaciones de tus consumidores serán la forma de mejorar tu identidad de marca, humanizarla y diferenciarte del resto.

Finalmente, no es coincidencia que una técnica del marketing esté basada en teorías de relajación budistas, esto evidencia una vez más que los artificios en la publicidad han quedado atrás. Lo que ahora rige el marketing está en equilibrio con el cambio social a nivel mundial: el sentido de comunidad. Pedro Abad, Country Manager de Elogia México, apunta: Poco a poco las decisiones de consumo son más comprometidas y, al mismo tiempo, las empresas demuestran que también son capaces de generar ventajas competitivas cuando deciden gestionarse con base en sus valores. El fin es que cada quien sume su grano de arena para un mundo mejor“.

Las personas profesionales de esta industria se enfocarán en mostrar el lado más humano de las marcas para generar contenido, productos y servicios responsables con la sociedad. Sumarse al mindful marketing es comprometerse con el cambio en pro del bienestar social y ambiental para generar un futuro próspero para todos, pero no es una tarea fácil. Por ello, las agencias especializadas en digital commerce marketing, como Elogia, pueden ser de gran ayuda para las marcas que quieren transicionar y adaptar sus valores y su estrategia de comunicación a los tiempos que corren.

 

Related Post