Mini-LED, más allá de la pantalla: Cómo la calidad transforma la experiencia #gamer

116 0

Cada año vemos que el mundo del gaming va creciendo de manera exponencial, según un estudio de Global X, se prevé que los ingresos mundiales del gaming superen los 212 mil millones de dólares para 2026, un 16% más que en 2022. Sin embargo, muchos gamers actuales describen que más allá de ser un juego, se vuelve toda una experiencia gracias a la tecnología que los rodea. Contar con productos de gaming de alta calidad no solo mejora la experiencia visual y auditiva, sino que también conlleva una serie de beneficios significativos para el usuario. Estos beneficios se extienden más allá del mero disfrute estético y contribuyen a aspectos prácticos y competitivos del juego.

Según un estudio por YouGov Survey, en promedio, los mexicanos encuestados destinan 8.2 horas semanales a los videojuegos. Es por esto que, últimamente se ha observado que los gamers buscan productos que contribuyan a una experiencia visual más inmersiva, y es por ello que se adentran más a elegir los productos que mejor se adapten a sus necesidades y con la mejor tecnología.

Un ejemplo son los jugadores de consola, que cabe destacar que México es el segundo país que más las usa, según la encuesta mencionada anteriormente el 44% de la muestra la usan semanalmente, por lo que cada vez los usuarios son más exigentes con la calidad de las pantallas. Las TVs usualmente vienen con procesadores integrados para mejorar la imagen, esto puede incluir nitidez, reducción del movimiento o claridad y mapeo de tonos los cuales mejoran la imagen del televisor.

De la misma manera, estos televisores suelen tener un “Modo Juego” o “Modo PC” que corta el procesamiento de la imagen, así se consigue una conexión directa con la pantalla como en un monitor. Por ejemplo, la pantalla U7K de la serie Mini-LED de Hisense que cuenta con un Modo Juego Pro de 144Hz que optimiza la experiencia de juego, frecuencia de Actualización Variable ultra precisa (VRR) y el Modo Automático de Baja Latencia (ALLM) que logra ofrecer una experiencia más fluida.

Por otro lado, la mayoría de los gamers también buscan headsets que garanticen el mejor sonido y controladores más equilibrados que requieren un ajuste mínimo, así como complementos que logren mantener una experiencia agradable tras las largas horas que la mayoría de los gamers dedica a un videojuego. Por ello, la durabilidad de los productos también es clave pues estos gamers a menudo pasan largas horas frente a la pantalla, y contar con productos robustos y bien construidos asegura que estos puedan resistir el uso intensivo y prolongado.

El mercado del gaming continúa avanzando y con ello nuevas necesidades. Invertir en productos de alta calidad no solo mejora la experiencia del jugador, sino que también puede tener un impacto significativo en el rendimiento. La atención a detalles como la respuesta táctil, la velocidad de actualización y la calidad del audio no solo hacen que los juegos sean más agradables, sino que también proporcionan ventajas competitivas. En un mundo donde la competencia en el gaming es feroz, la calidad de los productos se convierte en un factor determinante para aquellos que buscan alcanzar el máximo rendimiento y disfrute en las sesiones de juego.

Related Post

Verified by MonsterInsights