NO sabemos lo que queremos. Un estudio de neuromarketing lo demuestra #Notasdeautor

73 0

Por: Adriana Vázquez / Trendhim.

 

Pregunta: ¿crees que sabes lo que quieres?

La respuesta seguro que es que sí, pero, que tal si te cuento que esto no es el 100% cierto. Los seres humanos somos seres racionales, que pensamos que lo podemos tener todo bajo control, por lo tanto, que sabemos lo que queremos y que por lo tanto, nuestras decisiones y actos están gobernados al 100% por nosotros. Pero siento mucho tener que escribir que esto no es así, y no es porque lo diga yo.
 

Gracias a un estudio llevado a cabo por una empresa danesa podemos afirmar que no siempre sabemos lo que que queremos, y que mientras nuestra boca dice una cosa, nuestro cerebro esta dando estímulos por la contraria.

Este estudio que podemos llamar “experimento” se llevo a cabo con un grupo de hombres de diferentes países. Estos fueron sometidos a unas preguntas mientras llevaban puesto un escáner cerebral. De entre muchas preguntas una de ellas fue que si prefería un regalo empaquetado de forma dura o blanda.

 

La mayoría de ellos contesto que preferían regalos envueltos con caja, que fueran duros, pero ¿realmente querían eso? Según su cerebro, NO. El 88% de los participantes preferían el blando, así lo dijo su cerebro mediante los estímulos que se pudieron registrar. Más de la mitad contesto lo contrario de lo que pensaba.

 

¿Cómo lo vieron?

Como he dicho más arriba los chicos llevaban puesto un escáner cerebral, con el cual se pudieron registrar los estímulos que mandaba el cerebro.

 

Estas practicas son propias del neuromaketing. Sabiendo que es lo que estimula a las personas, es más fácil ofrecerles lo que ellas quieren.

 

El neuromarketing es un campo que surge de la aplicación de las nociones básicas de las neurociencias en campo del marketing para de este modo lograr información y conclusiones determinantes en lo que respecta a cómo los potenciales consumidores toman sus decisiones de consumo.

 

La empresa que desarrollo el estudio se dio cuenta que las personas no somos seres lógicos y muchas veces tomamos decisiones basadas en experiencias pasadas, por ejemplo, sin ser del todo conscientes de ello. Esto es debido al subconsciente, que es una variable muy amplia que no siempre podemos controlar.

 

Las vertientes más importantes y reconocidas por el neuromarketing son las expresiones faciales, como sonrisas, lloro, fruncir el ceño… y también son esos microcambios que casi no se pueden apreciar.

 

Otra vertiente muy usual es el seguimiento de los ojos. Consiste en determinar donde se fijan primero o la mayor parte del tiempo nuestros ojos.

 

También se mide el nivel de transpiración de la piel, actividad electrodermal. El ritmo cardiaco, o una resonancia magnética para ser mucho más precisos.

 

La usada en este estudio fue la electroencefalografía (EEG), la tecnología, probablemente, más popular debido a su bajo coste.

¿Quieres ver el video del estudio? Haz clic aquí

 

Related Post