Nuevo estudio revela que los adolescentes mexicanos sienten mayor “adicción” por sus dispositivos móviles que adolescentes de otros países en donde también se llevó a cabo la investigación. #Marketing

80 0

Los dispositivos móviles afectan diariamente la vida de las familias mexicanas, de acuerdo con una innovadora investigación realizada por la Escuela de Comunicación y Periodismo Annenberg de la Universidad del Sur de California y Common Sense, la cual analiza su uso, hábitos y actitudes entre adolescentes mexicanos y sus padres. La cantidad de padres que expresaron su preocupación por el uso de dispositivos móviles por parte de sus hijos adolescentes, y de adolescentes que reportaron sentirse distraídos y adictos a sus teléfonos, fue mayor en comparación con las familias de otros tres países: Estados Unidos, Japón y Reino Unido.

El estudio, titulado La Nueva Realidad: Padres de familia, adolescentes y dispositivos móviles en México, se basa en una encuesta realizada a más de 1,200 padres y adolescentes, dirigida por Willow Bay, directora de USC Annenberg y James P. Steyer, fundador y CEO de Common Sense. México es el cuarto país en donde se realiza esta investigación — después de Estados Unidos, Japón y Reino Unido — como parte de un proyecto global diseñado para fomentar el estudio transcultural del uso de medios digitales entre las familias.

Casi la mitad de los adolescentes (45%) que participaron en la investigación en México afirma creer que pasa demasiado tiempo en sus dispositivos móviles, la mitad dice “sentir adicción,” y 71% manifiesta que sus teléfonos celulares los distraen todos los días. Cuatro de cada cinco de los padres encuestados están de acuerdo en que los dispositivos distraen a sus hijos adolescentes diariamente, mientras que casi dos terceras partes sienten que éstos pasan demasiado tiempo en sus celulares, y creen que son adictos a ellos.

Por otro lado, los padres y adolescentes mexicanos se esfuerzan más por tratar de encontrar un uso saludable de los dispositivos móviles: 33% de los padres de familia y 29% de sus hijos adolescentes expresan que “con mucha frecuencia” procuran reducir el tiempo que utilizan los dispositivos, en comparación con sólo 12% de padres y 7% de adolescentes en los Estados Unidos. Asimismo, las familias mexicanas son más propensas a establecer reglas sobre el uso de dichos dispositivos que las familias de los demás países en donde se ha realizado el estudio.

Los principales resultados del estudio en México revelan que:

  • Los dispositivos móviles han transformado la vida diaria de los adolescentes y sus padres. Dos terceras partes de los padres (71%) y adolescentes (67%) en México manifiestan que utilizan sus dispositivos móviles casi todo el tiempo. Casi la mitad de los adolescentes (47%) y de sus padres (46%) revisan sus dispositivos varias veces en sólo una hora.
  • Los dispositivos móviles interrumpen el sueño de los padres de familia y de sus hijos adolescentes. Durante la noche, más de una tercera parte de los adolescentes (35%) y de sus padres (34%) se despierta para revisar sus dispositivos; no sólo por saber la hora, también lo hacen para revisar mensajes de texto, correos electrónicos o redes sociales.

Related Post