PACIC 2 vs Cuesta de Enero #PoderAdquisitivo

202 0
Ante el anuncio del PACIC 2, por parte del gobierno federal, algunos productores y distribuidores, cuyo principal compromiso fue reducir un 8% el precio de la canasta PACIC (24 productos) a $1,039 pesos hasta el 28 de febrero del 2023, se acordaron las siguientes medidas:

 

–    Licencia universal que exime a empresas de trámites y permisos para la importación de alimentos o insumos para la elaboración de sus productos.
–    Control de la política de precios de combustibles; se congelará el peaje hasta el 28 de febrero del 2024.
–    Exime impuesto general de importación.
–    Cancela exportación de granos (maíz blanco, frijol), así como la sardina y chatarra de aluminio y acero que se usa en los envases de aluminio de los alimentos.
–    Empresas que producen harina de maíz (Maseca) se comprometieron a reducir 3% su precio actual.

 

Querer reducir el precio de la canasta PACIC en un 8% y mantener su precio por cinco meses implica derrotar la cuesta de enero, ya que todo el mundo sabemos que al cierre del año se deja sentir una escalada de aumentos de precio en la mayoría de los productos del mercado que, aunado al sobregiro en el que tradicionalmente caen los consumidores, debido a las fiestas de fin de año, se da la tormenta perfecta llamada “cuesta de enero”, que en los últimos años se ha prolongado más allá de enero, convirtiéndose en toda una pendiente anual.

 

No debemos perder de vista que a 4 de cada 10 mexicanos no les alcanzan sus ingresos para comprar sus alimentos, por lo que el poder adquisitivo del 43% de los trabajadores apenas y cubre sus gastos básicos y un 20% no lo logra. Más del 60% de la población vive en la pobreza y marginación, al no tener poder adquisitivo.

 

La precarización laboral postpandemia es una realidad contundente, ya que la mayoría de los empleos recuperados se han dado en el plano de lo informal. Adicional a esto, el anuncio del Banco de México que se logrará el control de la inflación hasta el tercer trimestre del 2024, nos deja ver el tiempo difícil por venir”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC.

 

En invierno, el factor energético es un asunto que presiona mucho a la economía. Hay una ultrademanda de gas que lo encarece, por ende, presiona al mercado. El control de precios del factor energético en esta temporada, por decir lo menos, es difícil de lograr.

 

Si a esto adicionamos que la economía norteamericana ha tenido tres caídas consecutivas del PIB, colocándose en un escenario de recesión, encarecer el costo del dinero para desacelerar la inflación, al final del día, termina por inhibir el consumo privado. En esta enorme contradicción nos encontramos, la FED de los EEUU, al aumentar su tasa de interés, obliga al Banco de México a hacerlo en contraparte.
“Buscar controlar la inflación elevando el costo del dinero es una contradicción. El principal producto al que debemos controlar el precio es, precisamente, al dinero. El costo del dinero encarece el proceso productivo, eleva el precio de las cosas e inhibe al consumo”, agregó Rivera.

 

Todos somos consumidores y a todos nos interesa controlar la inflación. El PACIC es un esfuerzo que apunta en esa dirección; sin embargo, tenemos que decir que este programa va en “párvulos”, le falta mucho por andar para llegar a su cometido. El PACIC se firmó el 4 de mayo y no logró controlar el alza de precios de los 24 productos. Con el PACIC 2 de este 3 de octubre se busca recuperar los 100 pesos que aumentaron y regresar a los precios de arranque, de por sí caros.

 

Sin ser ave de mal agüero, podemos anticipar que la suerte del PACIC 2 será la del primero. La fuerza del mercado es incontenible, se alimenta de la incertidumbre y el miedo, que no dejan ver la luz al final del túnel. 

Related Post